Gobierno lanza campaña para concienciar sobre daños del tabaco y el cigarrillo electrónico en jóvenes

279
Woman holds in hands a pack of cigarettes and vape in front of black background. Smoking addiction concept

El administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), doctor Carlos Rodríguez Mateo, anunció el lunes, el inicio de la campaña denominada #PARA, la cual tiene el propósito de crear conciencia entre la ciudadanía sobre los daños que provocan a la salud el uso del tabaco y el cigarrillo electrónico, especialmente entre adolescentes y jóvenes.

“Esta campaña que iniciamos hoy es crucial porque cualquier persona que comienza a utilizar tabaco puede convertirse en adicto a la nicotina. Los estudios científicos han comprobado que mientras más joven se empieza a fumar, como por ejemplo durante la adolescencia, hay más probabilidad de que esa persona se convierta en adicta. Son datos alarmantes, porque el hábito de fumar se asocia a la muerte de más de 440,000 ciudadanos americanos cada año, más que el total combinado de muertes por alcohol, uso ilegal de drogas, homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos o incluso el SIDA. Sin embargo, el tabaco es la primera causa prevenible de enfermedad y muerte prematura en Estados Unidos y Puerto Rico”, señaló Rodríguez Mateo en declaracion es escritas.

En Puerto Rico, los resultados de la última Consulta Juvenil, correspondiente al año 2018-2020, reflejaron que el 8.7 por ciento de los estudiantes reportó haber usado tabaco alguna vez en su vida, lo que representa aproximadamente 17,221 estudiantes en la isla. Esto incluye el uso de cigarrillos, tabaco de mascar, snuff o dip, cigarros delgados o pequeños y otros productos derivados del tabaco.

Asimismo, el estudio reflejó que los vaporizadores han cobrado un gran auge de consumo entre menores de 14 años. Según la Consulta Juvenil 2018-2020, aproximadamente 1 de cada 5 estudiantes, 22.7 por ciento, usó vaporizadores alguna vez en su vida, mientras un 15.8 por ciento los usó el año previo a la encuesta. La mayoría de los participantes de la encuesta reportó haberlos usado con nicotina, un 32.7 por ciento, y un 16.1 por ciento marihuana. Casi la mitad de los adolescentes que han usado vaporizadores, 42.9 por ciento de la muestra, indicaron que los probaron por primera vez a los 14 o 15 años, aunque aproximadamente 1 de cada 3 estudiantes, el 32.6 por ciento, los probó por primera vez antes de los 14 años.

Efectos adversos a la salud asociados al uso del tabaco

Según estudios médicos, algunas de las consecuencias asociadas al uso de tabaco son el cáncer de la boca; faringe; laringe; esófago; estómago; páncreas; cérvix; riñones; uretra; vejiga y leucemia mieloide aguda. Asimismo, se asocian enfermedades pulmonares como la bronquitis crónica y el enfisema. Además, el riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo ataques cerebrovasculares.

De igual forma, los niños de padres que fuman tienen más probabilidad de convertirse en fumadores, por lo que otra recomendación, es que si los padres o tutores son  fumadores le hablen a sus hijos sobre cuán difícil es dejar el hábito y cómo ha afectado su salud. De igual forma, la investigación ha mostrado que los jóvenes que consumen tabaco son mucho más propensos a consumir alcohol y drogas ilegales que los que no consumen tabaco.

“Esta campaña educativa de concienciación, a través de las redes sociales, la iniciamos porque es vital que los padres, encargados, maestros, abuelos, tíos y adultos en los núcleos familiares entiendan la gravedad del asunto y lleven el mensaje a sus hijos y jóvenes  sobre este tema. Desde ASSMCA hacemos un llamado a los padres y adultos, así como a los medios de comunicación, a que comiencen hablar con sus hijos sobre el tabaquismo cuando tengan de cinco a seis años y continúe hablándoles hasta que lleguen a la adolescencia. Muchos niños comienzan a experimentar con el tabaco a los 11 años, y a los 14 años ya muchos son adictos. Investigue si los amigos de sus hijos consumen tabaco. Hablen sobre las formas de decir “no” al tabaco y combatir la presión de grupo”, añadió Rodríguez Mateo, al destacar que se trata de un asunto de salud pública y bienestar integral.

El administrador explicó que como parte del proceso de educación, es importante que tanto en el hogar, como en las escuelas, los padres y adultos pueden explicarles a los niños y adolescentes el impacto que tiene el tabaco en el cuerpo. Por ejemplo, que el tabaco hace que el corazón se esfuerce más, causa daños a los pulmones, así como muchos otros problemas de salud, incluyendo cáncer. También, se les debe explicar cómo afecta la apariencia de una persona y el mal olor que provoca, que causa mal aliento, la formación de caries, pérdida de dientes, mancha la dentadura y, además, afecta el hueso de la mandíbula.”

Como parte de la campaña educativa, profesionales de la conducta humana de ASSMCA están impactando las comunidades a través de todo Puerto Rico, mediante orientaciones, talleres, videos educativos, opúsculos informativos, entre otras iniciativas.

“Visitamos las comunidades para impactar de manera continua a los niños, adolescentes, familias, empleados públicos y municipales en las escuelas, así como en escenarios laborales y universidades sobre las consecuencias del uso y el abuso del tabaco, específicamente del cigarrillo y cigarrillo electrónico, porque el mensaje tiene que compartirse y explicarse claramente. Es importante que los comerciantes también cumplan con la ley y no vendan productos derivados del tabaco a menores de 21 años”, añadió el administrador.

Para más información, coordinación de talleres u orientaciones, los interesados pueden comunicarse a la Línea PAS al 1-800-981-0023, disponible las 24 horas los 7 días de la semana.