Gobierno local y federal celebran simulacro en respuesta a servicio energético

146
Suministrada

En un esfuerzo integrado por el gobierno de Puerto Rico con el Programa de Política Pública Energética (PPPE) del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), y el Departamento de Energía federal (DOE por sus siglas en inglés) se celebró el primer “Puerto Rico Black Start Power Outage Tabletop Exercise”.

El gobernador Pedro R. Pierluisi, junto a un componente del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) y el PPPE, participó del ejercicio cuyo propósito es continuar la planificación y preparación con las mejores prácticas existentes para responder a emergencias energéticas en la Isla.

“Este tipo de ejercicio es sumamente importante para reforzar la excelente comunicación entre las agencias del gobierno local y federal a la vez que estamos integrados y coordinados en casos de emergencias, incluyendo los desastres naturales. Estos adiestramientos ayudan a todos los componentes a coordinar la rapidez y eficiencia con la que se responde a una emergencia, y actuar de manera proactiva. La clave está en la preparación que tengamos antes, durante y después de la emergencia. Agradezco a todos los involucrados en este evento por el compromiso con estar listos para responder”, sostuvo el gobernador sobre el simulacro en el que también asistieron representantes de Luma Energy, la Autoridad de Energía Eléctrica y la Guardia Nacional de Puerto Rico.

El primer mandatario detalló que, para reconstruir la infraestructura eléctrica, al momento se cuenta con la asignación de aproximadamente $10 mil millones de fondos federales. “Estamos transformando nuestro sistema energético de manera amplia, con proyectos de reconstrucción de la red eléctrica y la integración de energía renovable. También, desarrollamos un programa para apoyar a las pequeñas empresas con sistemas de energía limpia y confiable. Además, con el apoyo de los fondos CDBG estamos reconstruyendo hogares con sistemas de almacenamiento de energía renovable. Estamos encaminando nuestra política pública energética enfocada en la energía limpia y un sistema eléctrico robusto y resiliente, destacó.

Por su parte, el director ejecutivo del Programa de Política Pública del DDEC, Francisco Berríos Portela, explicó que  este ejercicio de práctica, que se celebra por primera vez con todas las agencias y entidades relacionadas, “tiene como objetivo mejorar las respuestas que Puerto Rico necesita para restaurar el servicio energético ante casos de emergencias energéticas, como las ocurridas en el pasado, y de los cuales nos toca aprender para establecer nuevas vías de acción que sean más ágiles y responsivas a lo que ocurra”.

“La respuesta a emergencias requiere que continuemos el proceso de planificación conociendo aún más el rol de cada uno ante una situación. Es por eso por lo que estamos trabajando este esfuerzo combinado para estar todos alineados e identificar áreas que pudieran requerir alguna atención”, abundó Berríos Portela.

El subadministrador de la Región II de FEMA, David Warrington, indicó que “una falla en el sistema eléctrico desestabiliza otros servicios esenciales y la seguridad de toda la comunidad. Este ejercicio refuerza la importancia de poner a prueba los planes que hemos trabajado junto a nuestros socios federales y del Gobierno de Puerto Rico, y nos da la oportunidad de practicar cómo responderíamos a este tipo de incidente. Nuestra agencia tiene un compromiso firme y permanente con Puerto Rico. Nuestro coordinador de la Oficina del Caribe, Orlando Olivera, mantiene una estrecha relación con el Gobernador y las agencias gubernamentales que responderían a este tipo de emergencia, asegurando que cuentan con el apoyo de FEMA en todo el proceso de preparación, planificación y respuesta. Además, la Oficina Conjunta de Recuperación de FEMA, dirigida por José Baquero, ha unido esfuerzos con la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3) y la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) en varios proyectos extensos de recuperación de infraestructura eléctrica que asegurarán un sistema de energía eléctrica más estable en el futuro.  Durante los últimos 30 años, FEMA ha estado presente, ayudando a la isla, y continuará colaborando con su gobierno en la protección de la seguridad de todos en las comunidades de Puerto Rico”.

Para el comisionado del NMEAD, Nino Correa, la comunicación y coordinación entre las agencias de gobierno estatal y federal, así como los municipios “es crucial al momento de atender cualquier situación, como lo puede ser un apagón general. Este tipo de ejercicio nos ayuda a afinar planes y a reforzar las estrategias al atender una emergencia como ésta y otras”.

El director de Respuesta y Recuperación de Emergencias del DOE, Erin Hoffman concluyó que “el valor de ejercicios como este es la oportunidad de establecer relaciones con nuestros socios antes de que ocurra una emergencia. El ejercicio brindó una oportunidad única para que los Equipos de Recuperación y Respuesta Energética del Departamento profundizaran esas relaciones y comprendieran mejor los desafíos de restauración y recuperación a largo plazo inherentes a cualquier respuesta de la Isla”.