Histórica inversión federal en las cooperativas de ahorro y crédito de Puerto Rico

646

En un esfuerzo para ampliar la capacidad y el impacto de las cooperativas para responder a las necesidades de desarrollo económico y comunitario en los pueblos en las que sirven, 69 cooperativas de ahorro y crédito certificadas de la isla recibieron una beca sin precedente de $226 millones a través del Fondo de Instituciones Financieras para el Desarrollo Comunitario (CDFI Fund por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro Federal.

El anuncio lo hizo Cathie Mahon, presidenta y CEO de Inclusiv, junto a Aurelio Arroyo, presidente de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas de Puerto Rico (ASEC) y Mabel Jiménez, presidenta ejecutiva de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (COSSEC).

“Esta inversión histórica y sin precedentes de parte del Tesoro Federal en el sistema cooperativo del país representa una validación de sus iniciativas comunitarias, su rol como motor de desarrollo económico, y su solidez financiera y gerencial. Tras esta asignación de fondos, las cooperativas se colocan como las instituciones financieras de desarrollo comunitario principales de Puerto Rico. Hemos demostrado que las cooperativas son un vehículo idóneo para canalizar inversiones públicas y privadas para nuestras comunidades, que cada dólar invertido puede llegar a donde otras instituciones financieras no llegan y transformarse en el verdadero desarrollo económico”, señaló Mahon.

Mahon explicó que cada que una de las cooperativas hizo un análisis de las necesidades financieras de sus comunidades e identificaron cómo mejor utilizar los fondos para crear nuevos productos financieros y expandir sus servicios a la comunidad. Agregó que cada cooperativa tiene su propio plan individualizado de acción, por lo que cada iniciativa va a depender de las prioridades de la comunidad donde esté establecida la institución financiera.

Por su parte, el presidente de la Junta de Directores de ASEC detalló que los fondos recibidos supondrán una transformación de los servicios que las cooperativas ofrecen a sus comunidades y permitirá que las cooperativas participantes flexibilicen los términos de sus préstamos, bajando la puntuación de crédito requerida para su aprobación.

Además, supondrá el lanzamiento de nuevos productos financieros para clientes comerciales, ampliando la oferta de préstamo para pequeños y medianos negocios, creando nuevos productos más atractivos para adelantar la actividad comercial de cada región. De igual forma, las cooperativas podrán aumentar su capacidad para ofrecer y flexibilizar los términos de sus préstamos de energía renovable y potenciar su ya importante rol en la transformación energética de Puerto Rico con un capital sólido provisto por esta inversión.

“Nos adentramos hacia una nueva década de transformación y expansión del cooperativismo en Puerto Rico. Hemos abierto las puertas de la inversión federal y pública, atrayendo fondos de fuera de Puerto Rico para reinvertirlos en nuestras comunidades. Estos fondos, también, serán utilizados para ampliar nuestros servicios tecnológicos y hacer más fácil el acceso a los servicios que ofrecemos. A su vez, aumentar la capacidad de respuesta de nuestras cooperativas, para que, en casos de emergencia, puedan continuar sirviendo como centros de resiliencia comunitaria, para lanzar iniciativas de educación financiera en las comunidades, para ir a las escuelas y a los lugares de trabajo, para asistir a las personas a preparar un presupuesto, entre muchas otras cosas”, elaboró el presidente de la Junta de Directores de la ASEC.

Por su parte, la presidenta de COSSEC señaló que “desde hace varios años, hemos asumido un rol de facilitador para la inversión pública y privada en las cooperativas del país, convencidos del potencial y la capacidad del sector de ahorro y crédito de servir como motores de desarrollo económico en todas las comunidades de nuestro país. Hoy, celebramos la inyección de capital externo más grande en la historia de las cooperativas del país. Desde COSSEC, seguiremos trabajando para abrir nuevas avenidas de inversión, mientras velamos por el uso adecuado de los fondos recibidos. Nuestras felicitaciones a todas las cooperativas becadas”.

Entre tanto, Mahon destacó que la labor de Inclusiv ha sido el de trabajar junto a la ASEC y COSSEC para hacer disponible estas oportunidades, proveyendo recursos para que las cooperativas se sientan empoderadas, y que puedan participar de procesos y de programas que por ley le corresponden.