Inician renovación de licencias para operación de máquinas tragamonedas en comercios

112
Foto: Adobe

La Comisión de Juegos de Puerto Rico inició este martes, el proceso de renovación de las licencias para la operación de las máquinas tragamonedas fuera de los casinos y agencias hípicas, que vencen el próximo 30 de septiembre, e igualmente procederá con el cobro de las deudas pendientes de los dueños mayoristas u operadores de estos equipos por las licencias del año 2021-2022.

“Exhortamos a todos los dueños de máquinas de juegos de azar en ruta a que comiencen los trámites para la renovación de las licencias”, indicó el director ejecutivo de la Comisión de Juegos, Javier Rivera Emmanuelli en declaraciones escrita.

“Esta Orden Administrativa representa un paso afirmativo dirigido a proteger y terminar de legalizar las operaciones de las máquinas en los establecimientos comerciales y sacar de la calle las máquinas ilegales. El proceso, aprobado por la Junta de Comisionados, atiende las preocupaciones que varios componentes de la industria han levantado, mientras a su vez, la Comisión continúa con su rol de fiscalizador a favor de los operadores responsables, los jugadores y los ciudadanos”, agregó Rivera Emmanuelli.

El procedimiento administrativo para poner al día dichas licencias está contenido en una Orden Administrativa, emitida el pasado 26 de agosto por la Junta de Comisionados, el organismo rector de la Comisión de Juegos.

El Reglamento 9175 permitió la concesión del primer centenar de licencias a los operadores de máquinas de juegos de azar en ruta, que son las tragamonedas instaladas en los establecimientos comerciales. El reglamento 9174 viabiliza la implantación de un sistema central de interconexión de las máquinas, que permitirá al Gobierno fiscalizar el funcionamiento de los equipos y recibir ingresos.

En 2021, la Comisión expidió, por primera vez, alrededor de cien licencias, en virtud de las leyes 81 de 2019 y 11 de 1933, según enmendadas. Esta última legalizó la entrada en funcionamiento de las máquinas de apuestas fuera de los casinos, y estableció un cobro de 1,500 dólares por licencia por máquina. Al acercarse la fecha de la renovación, hay un grupo de dueños mayoristas y operadores que aún tienen balances de pago por los derechos de operación del año 2021-2022.

Para facilitar los pagos por las licencias, la Comisión concederá dos tipos de planes de pago. El primero va dirigido a los operadores que se acogieron a planes de pago de tres plazos, que vencían el 15 de julio pasado, pero hoy en día mantienen balances con la Comisión. Estos tendrán hasta el 30 de septiembre para saldar sus deudas, o de lo contrario, se exponen a que no se les renueven los derechos de operación de las tragamonedas, puesto que para renovar no podrán deber dinero al Gobierno.

El segundo plan de pagos es para la renovación de las licencias. Podrán pagar en dos plazos por los derechos de operar legalmente las máquinas durante el año 2022-2023. El primero vence el 30 de septiembre y será de 500 dólares por máquina y el segundo vence el 30 de enero de 2023 y será de 1,000 dólares por máquina.

Los comercios que operen tragamonedas sin la debida licencia y marbete estarán violando la ley y se exponen a multas y a la confiscación de los equipos, bajo el Reglamento de Confiscación que se encuentra en las últimas etapas de aprobación por la Junta de Comisionados y la Junta de Control Fiscal.

Las solicitudes de renovaciones de licencia deberán ser sometidas a la Comisión de Juegos, en su nueva Oficina Central ubicada en Hato Rey en o antes del 15 de septiembre de 2022.