Iniciativa Comunitaria celebra 9 años de logros de su programa PITIRRE

1064
Con la emergencia ocasionada por el COVID-19, el programa PITIRRE modificó sus servicios a un modelo híbrido de citas a distancia y presenciales que permitieron dar continuidad al tratamiento de sus participantes.

Hace nueve años, la organización Iniciativa Comunitaria Inc. (ICI) inauguró el programa PITIRRE en el Hospital Dr. Ramón Ruiz Arnau en Bayamón como un espacio dedicado al tratamiento de personas con uso problemático de sustancias. Este mes, su equipo multidisciplinario de profesionales celebra su trayectoria bajo el lema ‘Abraza la recuperación’.

“Más de 3,200 personas son las que hemos atendido desde nuestro programa. Todos en busca de una oportunidad para trabajar su recuperación. Hemos sido esa puerta de entrada a tratamiento donde se trabaja centrado en el ser humano. En PITIRRE se eliminan los requisitos de admisión que históricamente han provocado barreras para que una persona pueda entrar a tratamiento”, indicó Yorelys Rivera, directora ejecutiva de ICI.

PITIRRE tiene un enfoque integral que combina ayuda médica, psicológica y espiritual, así como la medicación con buprenorfina y tratamientos alternativos en un mismo lugar y libre de costo. Además, el programa ofrece terapia para los familiares y cuidadores de los participantes afectados por el consumo de sustancias de su pariente.

Rivera Amador indicó que en sus nueve años de operación, el programa ha mantenido resultados continuos que muestran la efectividad de su modelo de tratamiento. El 65% de quienes reciben servicios logran reducir el consumo de sustancias y el 94% de los participantes que indicaron tener conductas delictivas antes del tratamiento, se abstuvo de continuar estas conductas. Además, el 41% de las personas que reciben tratamiento en PITIRRE logra reinsertarse a la comunidad al regresar a la fuerza laboral, retomar estudios y retornar a un ambiente familiar saludable.

PITIRRE tiene un enfoque integral que combina ayuda médica, psicológica y espiritual, así como la medicación con buprenorfina y tratamientos alternativos en un mismo lugar y libre de costo.

El doctor José Alvarado, director de PITIRRE, explicó que Puerto Rico tiene limitadas opciones de programas especializados para manejar el problema de uso de sustancias. Actualmente, solo tres de cada diez personas que requieren servicios basados en evidencia los reciben según un estudio publicado en 2016 por la Universidad de Puerto Rico y comisionado por la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA).

“Nosotros celebramos nuestra trayectoria como un espacio terapéutico y salubrista que reconoce la adicción como una enfermedad y no criminaliza al consumidor. Somos un espacio de aceptación para la comunidad LGBTT y cada día buscamos eliminar los obstáculos que impiden que una persona reciba el trato y los servicios que necesita para abrazar su recuperación”, puntualizó Alvarado.

Con la emergencia ocasionada por el COVID-19, el programa se movilizó temporalmente a las oficinas centrales de Iniciativa Comunitaria en Hato Rey hasta octubre del pasado año. Desde allí ajustaron las intervenciones a una modalidad de citas a distancia. Esto permitió que aún en la pandemia, aumentaran en un 11% las intervenciones psicosociales realizadas.

“Aquí (PITIRRE) te preparan, te ayudan. Y no he pensado en la droga, rendirme, recaer. Le das en la cara al problema. Empiezas a pensar. Te dan todas las herramientas que necesitas”, expresó Martín (nombre ficticio para proteger su identidad) quién ha sido participante desde el pasado año.

Los servicios de PITIRRE están disponibles de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. para personas de 18 años o más, en uso activo de sustancias o con historial de uso de sustancias y para familiares o recursos de apoyo afectados por el uso problemático de sustancias. Los servicios se ofrecen sin necesidad de un plan médico. Para orientación y obtener una cita comuníquese al (787) 338-8383.