Joven de 20 años es sentenciada a 40 años de prisión federal

1435
Foto: Cybernews

El juez federal Francisco Augusto Besosa, condenó el miércoles, a Nycole Amaury Rosario Sánchez, a 40 años de prisión por cometer tres robos y dos robos de vehículos durante los cuales cuatro víctimas fueron asesinadas.

“Esta acusada, que sin sentido mató a las víctimas solo para robarlas, hoy ha sido llevada ante la justicia mediante la imposición de una sentencia significativa”, dijo el fiscal federal W. Stephen Muldrow, en declaraciones escritas.

“Continuaremos trabajando con nuestros socios locales, estatales y federales encargados de hacer cumplir la ley para garantizar que quienes amenazan a nuestras comunidades con actos de violencia enfrenten las consecuencias de sus acciones”, añadió.

Cuando se declaró culpable el 27 de mayo de 2022, Rosario Sánchez admitió que el 4 de enero de 2018 robó en la Pizzería de Fernan en Yabucoa e hirió a un empleado y a un cliente. Rosario Sánchez también reconoció que el 11 de enero de 2018, durante el robo al negocio de comida El Invader en la carretera 1 en San Juan, disparó y mató a un empleado. Su declaración de culpabilidad incluyó la confesión de su participación en el robo de una motocicleta todo terreno el 13 de enero de 2018 en una estación Puma en Santurce donde le disparó al conductor, quien murió a causa de las heridas.

La conducta delictiva por la que fue sentenciada también incluyó el robo el 14 de enero de 2018 a un negocio de comida llamado Tripletas Mixtas Ruiz en Cidra, durante el cual varios empleados fueron baleados y donde uno de ellos murió. Ese mismo día, la acusada y otros robaron un Toyota Tacoma 2010 y le dispararon al conductor, quien también murió a causa de las heridas de bala.

Rosario Sánchez era menor de edad cuando cometió estos crímenes y otros la ayudaron e instigaron. Sin embargo, de acuerdo con los procedimientos del Departamento de Justicia, fue procesada como adulta.

El fiscal federal adjunto Jonathan Gottfried procesó el caso. El FBI y el Negociado de la Policía de Puerto Rico realizaron la investigación y apoyaron la acusación.