Junta de Supervisión Fiscal y Educación inician programa para forjar líderes educativos

444
Foto de archivo: Departamento de Educación

La Junta de Control Fiscal (JCF), en colaboración con el Departamento de Educación o (DE), inició este miércoles, la primera edición del Programa de Desarrollo del Liderazgo Educativo en Puerto Rico, oportunidad para que los profesionales del DE a mitad de carrera desarrollen sus habilidades de liderazgo y experiencia, de modo que se pueda fortalecer la oferta educativa y la capacidad administrativa del departamento.

“Una educación de alta calidad es la piedra angular de las grandes oportunidades de desarrollo económico para los residentes de Puerto Rico”, afirmó el miembro de la Junta de Supervisión Antonio Medina en declaraciones escritas.

“El éxito de las reformas educativas requiere una base estratégica y operativa, y para ello necesitamos líderes eficaces. Este programa servirá de apoyo a los empleados de alto desempeño dentro del DE y les proporcionará las destrezas y aptitudes de liderazgo que los ayudarán a contribuir al fortalecimiento de la educación de nuestros hijos”, añadió.

El programa fortalecerá el sistema de educación pública de Puerto Rico; incluye seis sesiones de talleres presenciales de media jornada, varios seminarios web y otras oportunidades de desarrollo profesional para un grupo de nueve becados seleccionados de las oficinas centrales y regionales del DE. Los participantes becados recibirán sesiones individualizadas de coaching y un viaje de fin de curso a un distrito escolar de alto rendimiento en los Estados Unidos.

“El profesionalismo de nuestro personal y el desarrollo de las habilidades de liderazgo tiene como beneficio la oportunidad de lograr una mayor eficacia y un mejor desempeño del servicio de los empleados con las herramientas adecuadas para enfrentar los desafíos diarios”, dijo el secretario del DE, Eliezer Ramos.

“Este proyecto, en el que estamos trabajando en conjunto con la Junta, pretende servir de herramienta para que los profesionales pongan en marcha estrategias funcionales que permitan alcanzar estos objetivos. Estoy seguro de que la experiencia será beneficiosa para los colegas y que podrán poner en práctica todo lo que han aprendido en beneficio de nuestro sistema educativo”, añadió.

Para poder participar en el programa, los participantes debían tener entre cinco y diez años de experiencia profesional, demostrar dominio del español y del inglés, y mostrar un historial de alto rendimiento basado en los estándares del DE.