Personas con discapacidad visual podrán sentir y escuchar el eclipse solar con nueva tecnología

312
Minh Ha, gerente de tecnología de asistencia en la Escuela para los Ciegos Perkins, prueba un dispositivo LightSound por primera vez en la biblioteca de la escuela en Watertown, Massachusetts, el 2 de marzo de 2024. (AP Foto/Mary Conlon)

WASHINGTON (AP) — Cuando los observadores del eclipse miren hacia el cielo, las personas ciegas o con una discapacidad visual podrán escuchar y sentir el evento celestial.

Dispositivos sonoros y táctiles estarán disponibles en las reuniones públicas el 8 de abril, cuando un eclipse total de Sol atraviese América del Norte y la Luna oculte al Sol durante unos minutos.

“Los eclipses son cosas muy hermosas y todos deberían poder experimentarlo una vez en la vida”, dijo Yuki Hatch, una estudiante de último año de secundaria en Austin, Texas.

Hatch también es una estudiante con discapacidad visual y entusiasta del espacio que espera algún día ser informática para la NASA. El día del eclipse, ella y sus colegas en la Texas School for the Blind and Visually Impaired planean sentarse en el patio cubierto de pasto de la escuela y escuchar un pequeño dispositivo conocido como caja LightSound, que traduce los cambios de luz en sonidos.

Cuando el Sol brille, se escucharán delicadas notas altas y aflautadas. Cuando la Luna comience a cubrir el sol, las notas de medio rango serán las de un clarinete. La oscuridad se representará con un bajo sonido de chasquidos.

“Estoy emocionada de poder realmente escuchar el eclipse en lugar de verlo”, comentó Hatch.

El dispositivo LightSound es el resultado de una colaboración entre Wanda Díaz-Merced, una astrónoma ciega, y la astrónoma de Harvard Allyson Bieryla. La puertorriqueña Díaz-Merced suele convertir sus datos a audio para analizar patrones para sus investigaciones.

En 2017 se usó un prototipo por primera vez durante el eclipse total de Sol que atravesó Estados Unidos, y el dispositivo portátil ha sido utilizado en otros eclipses.

Este año, están trabajando con otras instituciones con el objetivo de distribuir al menos 750 dispositivos para lugares que organizarán eventos en México, Estados Unidos y Canadá. Organizaron talleres en universidades y museos para enseñar a hacer los dispositivos y en el sitio web del grupo están las instrucciones para que la misma gente los pueda construir.