Policía arresta 67 personas en puntos “calientes” y negocios del noreste de la isla

105
Foto de archivo: Policía de Puerto Rico

Como parte del operativo continuo 100 x 35 de la Policía de Puerto Rico, 67 personas vinculadas a la venta y el trasiego de narcóticos y otras actividades ilegales fueron arrestados en el lapso de siete días en negocios y otros puntos del área noreste de la Isla.

El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, explicó que durante las intervenciones los efectivos de la Policía ocuparon 17 armas de fuego, entre ellas dos rifles, 672 municiones, 67 cargadores de armas, 16 vehículos de motor, $11,552 en efectivo y una cantidad significativa de sustancias ilícitas.

López Figueroa indicó que algunas de las armas, entre ellas, unas pistolas Glock y un rifle, fueron incautadas en los establecimientos comerciales y en vehículos estacionados cerca de los negocios, como parte de una serie de intervenciones rutinarias realizadas por agencias a cargo fiscalizar el cumplimiento de permisos con apoyo de agentes de la Policía.

Las sustancias ilegales ocupadas incluyen 25 gramos y 354 decks de heroína; 1,301 y una onza de cocaína; 15 onzas y 238 bolsas de marihuana; 3,421 cápsulas de crack y 4,661 pastillas que serán enviadas al laboratorio para el análisis de rigor.

En total, fueron arrestados 54 varones, diez féminas y tres menores de edad en los municipios que cubren las regiones policíacas Metro, así como las de Utuado, Arecibo, Caguas, Humacao y Fajardo.

El director del Negociado de Drogas, Wilson Lebrón, informó que los arrestos son producto de las labores de investigación y vigilancia en los diferentes municipios. En virtud de estos trabajos, la Policía obtuvo las órdenes de allanamiento y de arresto que diligenciaron durante el operativo, en el que además se intervinieron los comercios.

“Desde hace más de dos años, estamos dándole prioridad a los establecimientos contra los que recibimos quejas ciudadanas. Estos son negocios que abren hasta altas horas de la madrugada, que se dedican a la venta de bebidas alcohólicas, algunos incluso sin poseer permiso para ello, y ponen en riesgo la seguridad de las comunidades. Tenemos identificados los negocios donde han ocurrido incidentes de violencia anteriormente”, señaló Carlos Cruz, director de la Superintendencia de Operaciones Especiales.

Este agregó que las barras y comercios intervenidos por las agencias ubican en los municipios dentro de las regiones policíacas de Carolina, San Juan y Bayamón.

Las intervenciones integran un grupo de inspectores de Rentas Internas del Departamento de Hacienda junto a otras agencias, para verificar si los comercios están cumpliendo con las actividades para las que obtuvieron los permisos del Gobierno. Las divisiones de Inteligencia y Arrestos Especiales de Bayamón y Carolina, así como personal de Fajardo, Humacao y San Juan se unen en apoyo. Los agentes adscritos a la unidad de Shotspotter de Policía también participaron en los operativos.

“Se encontraron algunos negocios en violación a los permisos de operaciones. Por ejemplo, sacan un permiso para vender bebidas para llevar y dejan que los clientes las consuman en los locales, que entonces se convierten en pubs, y requieren otros permisos. Lo mismo pasa con la música en vivo”, dijo Lebrón.

Esta iniciativa contó con el apoyo del Departamento de Justicia para obtener las de órdenes de allanamiento y, posteriormente, para iniciar el procesamiento criminal.

“Los delitos relacionados con el trasiego de sustancias controladas desencadenan violencia e irrumpen en la vida pacífica de los ciudadanos. Continuamos respaldando a la Uniformada en sus investigaciones para presentar casos sólidos y procesar responsablemente a toda persona que infrinja la ley”, expresó la jefa de los fiscales, Jessika Correa González.

Los tribunales de justicia fijaron fianzas globales por la suma de $81,500 en el inicio del procesamiento criminal.