Restaurantes de EEUU continúan enfrentando escasez de personal

373
Foto tomada el 30 de septiembre del 2020 en un restaurante de Nueva York. (AP Photo/Mark Lennihan, File)

Chipotle dijo el jueves que pretende contratar a 15.000 personas en América del Norte para garantizar que sus establecimientos tengan suficientes empleados durante la temporada alta de primavera. Otras cadenas están haciendo lo mismo: Taco Bell ha anunciado más de 25.000 ofertas de empleo en su página web y Starbucks más de 10.000 para baristas.

Según la Asociación Nacional de Restaurantes, los establecimientos de comida en el país han generado plazas laborales durante 24 meses consecutivos desde el peor momento de la pandemia. No obstante, el empleo en el sector se mantiene 3,6% abajo del nivel prepandémico, el equivalente a 450.000 puestos de trabajo.

En un sondeo realizado en noviembre entre sus miembros, la asociación encontró que 62% de los operadores de restaurantes dijeron carecer de suficientes empleados para cubrir la demanda de los clientes. Ochenta y siete por ciento de los operadores dijeron que harán contrataciones adicionales el año entrante si encuentran candidatos calificados, pero el 79% dijo tener vacantes que han sido difíciles de cubrir.

Hudson Riehle, vicepresidente sénior de investigación de la asociación, dijo que un número creciente de empleos fuera del sector restaurantero rivalizan por los mismos trabajadores, como los repartidores. Los restaurantes están aumentando los salarios y las prestaciones, pero Riehle no prevé que la fuerza laboral del sector restaurantero regrese este año a sus niveles previos a la pandemia.

Dean Nunez, director de operaciones de Floriana, un restaurante italiano en Wilmington, Carolina del Norte, dijo que los cocineros, lavaplatos y otros empleos de cocina son los más difíciles de contratar en este momento. Muchas personas que solían hacer esas labores encontraron trabajo en tiendas de comestibles, farmacias, bancos y otros lugares durante la pandemia y jamás regresaron al sector, agregó.

Floriana ha subido su paga a por lo menos 15 dólares la hora a fin de cubrir esas posiciones, afirmó. El lugar subió los precios a los comensales para compensar. Pero atraer empleados, en especial gente joven, continúa siendo difícil. La mayoría de las personas que trabajan en la cocina de Floriana tienen cincuenta y tantos o sesenta y tantos años.

“Es difícil, no es para cualquiera”, dijo Nunez. “El trabajo es tedioso, repetitivo y hay que aguantar el calor”.