Senado da paso a la suspensión temporal de “la Crudita”

214
Imagen de un vehículo cargando gasolina el 14 de junio de 2012 en Miami. (AP Foto/Lynne Sladky, File)

Durante la Sesión Ordinaria del martes, se aprobó el Informe de Conferencia de la Resolución Conjunta del Senado 240, que ordena al Departamento de Hacienda a suspender temporalmente el arbitrio a la gasolina y al “diesel oil” establecido en la Ley 1- 2011, según enmendada, conocida como “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, durante un periodo de 45 días.

Asimismo, la medida establece declarar un dividendo extraordinario de 50,000,000 de dólares, con el propósito de compensar la pérdida de ingresos que representará la suspensión temporera del arbitrio al combustible; ordenar al Departamento de Asuntos al Consumidor a mantener vigente una orden de prohibición de aumentos de márgenes de ganancia en la venta de gasolina, gas licuado de petróleo y diésel; y para otros fines relacionados.

Por otro lado, fue aprobado el Proyecto del Senado 526 de la autoría del senador Ramón Ruíz Nieves, para promover que los trabajos de construcción, reparación, repavimentación o su análogo en las carreteras y autopistas de mayor flujo vehicular se realicen en horario de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana, con el fin de disminuir las interrupciones al tránsito.

“Lamentablemente el DTOP, que es la agencia que viene en obligación a regular las construcciones no avalan la medida, pero el problema lo crean ellos todos los días. Cuando buscamos la cantidad de contratos en DTOP para atender las vías, no aparece regulando el horario de construcción. Estamos presentando que se pueda trabajar el horario de construcción. Hay que adoptar programas que no afecten la economía en Puerto Rico. Estamos hablando que los proyectos se puedan hacer en horario nocturno como se hace en otras jurisdicciones”, destacó el senador Ruíz Nieves sobre la medida.

En la misma línea, el portavoz novoprogresista, Thomas Rivera Schatz, manifestó su apoyo a la medida y presentó varias enmiendas. “La intención es que aquellas vías que están en uso se atiendan de noche, pero aquellas que están cerradas y no hay acceso, esas podrían trabajarse de día y de noche y, si es posible, que trabajen los dos turnos para acelerar los trabajos. Entendemos que la medida es adecuada y le sirve bien a Puerto Rico. Si hay algún contratista que tiene algún inconveniente, pues que trabaje para la empresa privada, tiene que ajustarse a la ciudadanía”.