Senado no da el consentimiento para confirmar a Pedro Pierluisi

1603

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz dejó pendiente la votación sobre el nombramiento de Pedro Rafael Pierluisi Urrutia como secretario de Estado y dejó el asunto en manos del Tribunal Supremo.

“Nosotros hemos cumplido nuestro deber. A los ciudadanos que pueden estar molestos, yo lamento su situación, soy solidario con su angustia, pero es mi deber como líder guiarlos, mostrarles el camino correcto”, dijo Rivera Schatz en su turno en el Hemiciclo.

Rivera Schatz expuso que Pierluisi no presentó los documentos que se le requirieron para someterse a la confirmación del Senado.

“La Cámara de Representantes, bajo la dirección de Jorge Navarro lo atendió con una declaración jurada. Yo tengo total respeto y deferencia por lo que ellos hicieron, pero aquí en este Senado tienen que cumplir con todo el rigor que se le impone a cada nominado o a cada nominada”, expresó.

Rivera Schatz mencionó que de la Comisión de Nombramientos se comunicó con Pierluisi Urrutia para que entregara los documentos. En ese momento no los produjo.

“Algunos días más tarde, la señora (Rosemarie) Mai Vizcarrondo-quien laboraba para la Junta de Control Fiscal- compareció a la oficina de Nombramientos para buscar los blancos para llevárselos a Pedro Pierluisi. Al día de hoy, en este momento, el licenciado Pedro Pierluisi no ha sometido un solo documento, conforme a lo que establece el Reglamento de la Comisión de Nombramientos”, expresó.

A preguntas del senador Aníbal José Torres, se dijo que en el requerimiento de documentos que se hizo previo a comenzar el proceso de confirmación, la Junta de Control Fiscal y el bufete O’Neill y Borges entregaron los documentos solicitados, no así Pierliusi.

“Yo entiendo que eso demuestra una falta de respeto a las instituciones. La persona que aspira a la posición más alta del país debe respetar los procesos y las instituciones. ¿Porque no entregó la documentación tampoco en la Cámara de Representantes y ellos aceptaron una declaración jurada, pues solo ellos sabrán. Lo que lamento es que el bufete de más información que el propio nominado”, mencionó el senador Aníbal José Torres.

Rivera Schatz aseguró además que si votan, quedaría colgado el nombramiento.

“El Caucus que se celebró hoy, al igual que el que se celebró el jueves, yo no le he pedido a ningún senador que vote de una manera determinada. Todos han tenido la libertad de decidir cómo van a votar. Y ese día (el pasado jueves), el compañero Pierluisi tenía 4 votos. Hoy tiene 5 votos. No tiene los votos. Necesita 15 y tiene 5 votos. Yo pude haber despachado esto el jueves, pero quise darle la oportunidad a los alcaldes a Pedro Pierluisi para que hicieran todas las llamadas de cabildeo y que trataran de persuadir a los senadores. Tuvieron todo el tiempo del mundo para hacerlo, yo no los detuve. ¿Y que lograron? 5 votos. No es culpa mía que los demás senadores no quisieron votar por él”, sostuvo.

Públicamente los senadores Zoé Laboy, Miguel Romero, Luis Daniel Muñiz, Henry Neumann y Migdalia Padilla se expresaron a favor de Pierliusi.

“Aquí lo que no hay es una mayoría del Partido Nuevo Progresista que quiera asumir la gobernanza de Puerto Rico. Ellos quieren seguir con los juegos, Thomas Rivera Schatz puede dar todos los discursos e insultar a quien quiera. Pero la verdad es que en este momento no hay gobierno en Puerto Rico y él no quiere asumir la responsabilidad que le corresponde. El quiere alargar esta crisis, yo no entieno la estrategia, no entiendo el fundamento, no entiendo lo que están haciendo en este momento”, reaccionó el senador Eduardo Bhatia.

Por su parte, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau sostuvo que “hemos pasado de un gobernador delincuente a un gobernador buitre”.

Asimismo, para el senador independiente, José Vargas Vidot cuestionó el proceder del Senado en el proceso.

“Este problema es un desastre por diseño”, expuso Vargas Vidot.

El Senado cerró sus trabajos “sine die”.

El presidente del Senado radicó un recurso de sentencia declaratoria, interdicto preliminar y permanente para anular la juramentación como gobernador de Pedro Rafael Pierluisi Urrutia. Luego, presentó un recurso de certificación ante el Tribunal Supremo, que fue acogido por el Alto Foro.

El Tribunal Supremo le dio al Senado, a Pierluisi y al procurador general hasta las 12 del mediodía del martes para que presenten sus argumentos.