Trump hablará el martes después de su lectura de cargos

310
El presidente Donald Trump habla con los reporteros afuera de la Casa Blanca, el domingo 23 de febrero de 2020, en Washington, antes de viajar a la India. (AP Foto/Jacquelyn Martin)

Trump llevará a cabo el evento en su mansión de Mar-a-Lago tras regresar de Manhattan, donde se tiene previsto que se entregue voluntariamente a las autoridades. Se anticipa que esté acompañado de sus simpatizantes en Florida, en un momento en que intenta proyectar una imagen de fuerza y desafío, y convertir los cargos en un activo político para impulsar su campaña presidencial de 2024.

Trump enfrenta diversos cargos de falsificación de registros empresariales, incluido al menos un delito grave, en la acusación formal que un jurado investigador de Manhattan entregó la semana pasada, informaron a The Associated Press dos personas al tanto del asunto y que hablaron a condición de guardar el anonimato a fin de poder declarar sobre información que aún no es pública, ya que la acusación continúa bajo precinto.

Trump ha negado haber cometido delito alguno y ha dicho que la investigación forma parte de una “cacería de brujas” de muchos años en contra suya con el objetivo de perjudicar su candidatura.

Colaboradores y abogados de Trump han debatido una y otra vez sobre si es prudente que se presente ante la prensa después de su lectura de cargos, mientras intentan digerir la noticia de una acusación formal que tomó a muchos de ellos por sorpresa. Los cargos penales han catapultado a Trump de regreso a los titulares, y le encanta que los medios le presten atención. Aunque algunos de sus abogados habrían preferido que guardara silencio, su personal de campaña cree que los nuevos hechos han revitalizado a sus simpatizantes.

Su campaña dice que Trump ya ha recaudado más de 5 millones de dólares y sumado más de 16.000 firmas de voluntarios después de la acusación, lo que, según el portavoz de Trump Steven Cheung, son “indicadores clave de que los estadounidenses de todas las esferas están hartos y cansados del uso del sistema judicial como un arma en contra del presidente Trump y sus simpatizantes”.

Trump fue encausado el jueves por un jurado investigador en el caso sobre el pago durante la campaña presidencial de 2016 a la actriz pornográfica Stormy Daniels, que alega que Trump tuvo un encuentro sexual extramarital con ella años antes. La exmodelo de Playboy Karen McDougal también lo ha acusado de sostener un amorío con ella y dice que recibió un pago de parte de la compañía matriz del periódico sensacionalista National Enquirer.