Universidad de Columbia cancela su principal ceremonia de graduación por protestas propalestinas

126
Un agente de la policía de la ciudad de Nueva York camina el lunes 6 de mayo de 2024 frente a unos asientos que serán utilizados para una ceremonia de graduación en la Universidad de Columbia, en Nueva York. (AP Foto/Seth Wenig)

NUEVA YORK (AP) — La Universidad de Columbia canceló el lunes su principal ceremonia de graduación tras semanas de protestas propalestinas que han sacudido ese y otros centros educativos en todo Estados Unidos, pero señaló que los estudiantes aún podrán celebrar sus logros en una serie de ceremonias más pequeñas por facultad esta semana y la próxima.

La decisión se produce mientras las universidades de todo el país debaten cómo organizar las ceremonias de graduación de los estudiantes cuyas graduaciones de secundaria se vieron frustradas por el COVID-19 en 2020. Otro campus sacudido por las protestas, el de la Universidad de Emory, anunció el lunes que trasladaría su ceremonia de graduación del campus de Atlanta a un estadio en los suburbios de la ciudad. Otras universidades, como la de Michigan, Indiana y Northeastern, han celebrado sus ceremonias con pocas interrupciones.

La decisión de Columbia de cancelar sus principales ceremonias previstas para el 15 de mayo evita que la presidenta de la universidad, Minouche Shafik, tenga que pronunciar un discurso de graduación en la misma parte del campus en la que la policía desmanteló un campamento de protesta la semana pasada. La universidad, situada en la parte norte de Manhattan, dijo que había tomado la decisión tras sostener conversaciones con los estudiantes.

“Nuestros alumnos enfatizaron que estas celebraciones escolares de menor escala son más significativas para ellos y sus familias”, señalaron funcionarios.

Agentes de la policía de la ciudad de Nueva York en el campus de la Universidad de Columbia, en Nueva York, el lunes 6 de mayo de 2024, cerca del equipo que será utilizado para una ceremonia de graduación. (AP Foto/Seth Wenig)

La mayoría de las ceremonias que habían sido programadas para el jardín sur del campus principal, donde fueron desmantelados los campamentos de manifestantes la semana pasada, tendrán lugar en el complejo deportivo de la universidad a unos 8 kilómetros (5 millas) al norte, anunció la casa de estudios.

Entre los oradores de algunas de las ceremonias de graduación de Columbia que siguen programadas están James Ijames, dramaturgo galardonado con el Premio Pulitzer, y la doctora Monica Bertagnolli, directora de los Institutos Nacionales de la Salud.

Columbia ya había cancelado las clases presenciales. Más de 200 manifestantes propalestinos que habían acampado en los jardines de Columbia u ocupado un edificio académico fueron arrestados en las últimas semanas.

Campamentos similares surgieron en universidades de todo el país mientras éstas batallaban para determinar dónde trazar la línea entre permitir la libre expresión y mantener campus universitarios seguros e inclusivos.

Previamente, la Universidad del Sur de California había cancelado su principal ceremonia de graduación. Los estudiantes abandonaron su campamento en la USC el domingo luego de ser rodeados por la policía y amenazados con ser detenidos

Otras universidades han seguido adelante con sus ceremonias de graduación, aunque en medio de fuertes medidas de seguridad. En la Universidad de Michigan, la ceremonia del sábado fue interrumpida unas cuantas veces por gritos. En Boston, algunos estudiantes ondearon banderas palestinas o israelíes en la graduación de la Universidad Northeastern, realizada en el estadio Fenway Park el domingo.

Las ceremonias de Emory programadas para el 13 de mayo se celebrarán en la Gas South Arena and Convocation Center de Duluth, a casi 30 kilómetros (20 millas) al noreste del campus de la universidad en Atlanta, dijo el presidente Gregory Fenves en una carta abierta.

“Por favor, sepan que esta decisión no se ha tomado a la ligera”, escribió Fenves. “Fue tomada en estrecha consulta con el Departamento de Policía de Emory, asesores de seguridad y otras agencias, cada una de las cuales desaconsejó la celebración de eventos de graduación en nuestros campus”.

La universidad de 16.000 alumnos es una de varias que se han visto sacudidas por las protestas que se derivan del conflicto iniciado el 7 de octubre cuando el grupo palestino Hamás atacó el sur de Israel, matando a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y tomando a unas 250 como rehenes.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva militar en Gaza que ha matado a 34.500 palestinos, dos tercios de ellos mujeres y niños, según el Ministerio de Salud de Gaza. Los ataques israelíes han devastado al enclave y han desplazado a la mayoría de sus habitantes.

Los manifestantes universitarios exigen que sus escuelas corten lazos con compañías que hacen negocios con Israel o que de alguna manera contribuyen a la guerra en Gaza.