Gobernador presenta propuestas para brindar alivio contributivos a individuos y corporaciones

524
Suministrada

El gobernador, Pedro R. Pierluisi, junto al secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea, presentó a la ciudadanía una serie de propuestas para mejorar y simplificar el sistema contributivo de Puerto Rico. Entre ellas, se propone una reducción en la carga contributiva tanto de individuos y corporaciones, en más de $500 millones, y otras medidas dirigidas a simplificar el sistema contributivo, facilitar la forma de hacer negocios en la Isla y birndar un alivio contributivo a la clase asalariada.

“Como he expresado en varias ocasiones anteriores, mi visión para el Puerto Rico de futuro incluye que nuestra Isla sea una jurisdicción de bajos impuestos y de fácil cumplimiento en la responsabilidad contributiva, para que podamos competir favorablemente con otros estados y territorios, así como con otras partes del mundo al atraer población, actividad comercial e inversión de capital. Nuestra propuesta representa un paso en la dirección correcta para lograr un sistema contributivo más equitativo para nuestros residentes. Estamos rebajando las tasas contributivas a la ciudadanía y a las empresas que hacen negocios en Puerto Rico. Nuestra Isla está muy bien encaminada en su recuperación económica, y las estadísticas claramente así lo demuestran, lo que representa que estamos en el momento adecuado para otorgar estos alivios y crear un ambiente de negocios mucho más competitivo y menos complejo, así como brindar un alivio a la clase trabajadora”, aseguró el gobernador.

Individuos

El gobernador Pierluisi informó que se propone reducir la tasa máxima que pagan los individuos en Puerto Rico de 33 por ciento a un 30 por ciento. La tasa máxima a nivel federal en Estados Unidos es de 37 por ciento y la tasa media a nivel global es de 30 por ciento, por lo que la propuesta nos coloca en una posición muchos menos onerosa que la actual.

“Además, el renglón de personas con ingresos desde $41,500 hasta $61,500—que hoy le aplica una tasa de 25 por ciento—lo estamos bajando a 24 por ciento.  Esto es importante ya que, actualmente, la tasa máxima de 33 por ciento aplica a personas con ingresos desde $61,500 en adelante. La tasa de 24 por ciento aplicará a ingresos desde $41,500 hasta $81,500, lo que pudiera significar una rebaja de 7 por ciento para algunos contribuyentes y, por consiguiente, un gran alivio contributivo a la clase trabajadora que no se beneficiaron del Crédito por Trabajo”, explicó el primer ejecutivo.

Por otro lado, se mantienen los descuentos de 5 por ciento y 3 por ciento establecidos mediante la Ley 257-2018 y la Ley 40-2020, respectivamente, para contribuyentes con ingresos de $100,000 o menos. Mientras que en el caso de los contribuyentes “Seniors” (personas de 65 años o más), se establece que el crédito a ser pagado a personas mayores de 65 años será de $400 y se elimina así la condición de superar ciertas cifras de recaudos para pagar los $200 adicionales.

El impacto fiscal de los cambios contributivos propuestos contribuyentes individuos es de $262.5 millones aproximadamente.

Corporaciones

En cuanto a las corporaciones, el gobernador sostuvo que “en la actualidad, las corporaciones están sujetas a una tasa marginal de 37.5 por ciento, que se compone de una tasa de contribución normal fija de 18.5 por ciento, y una tasa de contribución adicional marginal de hasta 19 por ciento. Nuestra propuesta contempla sustituir el régimen combinado actual por un régimen mucho más simple y progresivo comenzando en una tasa de 17 por ciento para empresas con ingreso neto de hasta $275,000.  Para negocios con ingresos desde $275,001 hasta $3 millones se propone una tasa de 27 por ciento, lo que representa una rebaja de 10.5 por ciento en la tasa contributiva. Por último, aquellos negocios con ingresos mayor a $3 millones quedarían sujetos a una tasa máxima de 33 por ciento”.

En el caso de las corporaciones, Pierluisi explicó que, de un universo 53,000 contribuyentes corporativos, solamente unos 27,411(o un 51.7%), tienen responsabilidad contributiva. Añadió que bajo esta propuesta, alrededor de 23,747 contribuyentes corporativos pagarían una tasa máxima 27 por ciento, lo cual estarían en una tasa contributiva similar a la media y el promedio a nivel nacional.

“La tasa máxima de 33 por ciento que proponemos, representa una reducción de 4.5 por ciento, respecto a la tasa actual.  Pero la tasa máxima de 27 por ciento que le aplicaría a los pequeños y medianos comerciantes representa una reducción de 10.5 por ciento en comparación con la tasa actual. Estos cambios tienen un estimado de impacto fiscal de $283 millones aproximadamente”, añadió el gobernador Pierluisi.

Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU)

 

En cuanto al IVU, se propone eliminar el pago en la cadena de distribución (importación y compra de inventario para la reventa). En esencia, lo que hoy opera como un sistema de créditos en la planilla de IVU, estaría moviéndose a un sistema de exención.

Pierluisi agregó que el cambio tendría el efecto de eliminar las características del IVA (Impuesto al Valor Agregado), que tiene nuestro sistema actual y nos acerca a poder lograr un sistema de impuesto sobre la venta puro.

“Este nuevo sistema de exención propone establecer un mecanismo electrónico para que los comerciantes puedan informar sus ventas de inventario a Revendedores y crear un Certificado de Exención digital para comerciantes que importan o compran inventario para la reventa”, explicó.

Por su parte, el secretario Parés Alicea, dijo que hoy se perciben los resultados de los esfuerzos de fiscalización y acciones para combatir la evasión contributiva que ha ejecutado el Gobierno de Puerto Rico. Sin embargo, destacó que aún queda mucho por mejorar para lograr un sistema mas equitativo y esta propuesta del gobernador Pierluisi indudablemente es un paso en esa dirección.

“Nuestra misión es continuar simplificando el sistema contributivo para que los ciudadanos de todos los sectores, se beneficien. La efectividad de las medidas del Departamento se han reflejado en los ingresos netos al Fondo General de los pasados cinco años, que han superado consistentemente las proyecciones del Plan Fiscal certificado por la Junta de Supervisión Fiscal”, dijo.

Explicó que, la efectividad de las medidas para aumentar cumplimiento se ha reflejado en los ingresos netos al Fondo General durante los pasados cinco años, que han superado consistentemente las proyecciones del Plan Fiscal certificado por la Junta de Supervisión. La tendencia sugiere que los ingresos al Fondo General se sostendrán en un nivel similar al de los pasados dos años fiscales. “Considerando que el promedio excedente en recaudos, en comparación con lo proyectado es de $790 millones, aproximadamente, este alivio contributivo tendrá el efecto de redistribuir la carga contributiva de individuos y corporaciones en más de $500 millones”, aseguró.

El funcionario añadió que las medidas de simplificación que se están proponiendo, son también resultado de los trabajos y recomendaciones del Grupo Asesor para simplificar y mejorar el sistema contributivo de Puerto Rico, creado por el gobernador en octubre de 2021. Entre las principales medidas se incluyen:

  • Simplificar el cumplimiento con declaraciones informativas y requisitos de planillas de contribución sobre ingresos.
  • Consolidar o eliminar la radicación de informes anuales a distintas agencias gubernamentales.
  • Armonizar fechas de vencimiento de planillas (estatales y municipales) y de informes anuales.
  • Establecer una alternativa simple y ágil para que agricultores bonafide puedan acogerse a los beneficios del Código de Incentivos.

“La Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) y el Departamento de Hacienda están colaborando en la preparación de un estudio económico sobre el impacto de estas propuestas contributivas en nuestro desarrollo económico y los cambios de comportamiento de nuestros contribuyentes individuales y corporativos. Este estudio, que debe estar listo en las próximas semanas, pretende informar el impacto a corto, mediano y largo plazo de nuestras propuestas para asegurarnos de que son viables y positivas para Puerto Rico. El mismo será compartido con la Legislatura cuando presentemos los proyectos de ley, así como con la Junta de Supervisión Fiscal, con cuyo personal ya hemos tenido conversaciones informales. Nuestra meta es promover un proceso de discusión amplio y responsable sobre estas propuestas para lograr darle un alivio a nuestros contribuyentes y seguir impulsando nuestro desarrollo económico”, concluyó el gobernador