Los Grammy reconocen aportación del rap a 50 años de su creación

655

“¿Dónde estaría mucha gente que aquí presente sin el hip hop?”, dijo el reconocido rapero, productor y empresario.

Los Grammy 2023 serán recordados al final de cuentas como el año en el que el mayor evento de la industria musical intentó adoptar totalmente al rap, cuyos líderes han visto con suspicacia a la institución casi desde hace 50 años, cuando surgió el género, mismos que fueron celebrados el domingo.

Sandra Denton, izquierda, y Cheryl James de Salt-N-Pepa interpretan “My Mic Sounds Nice” en la 65a entrega anual del Grammy el domingo 5 de febrero de 2023, en Los Angeles. (Foto AP/Chris Pizzello)

Apenas hace cuatro años el ganador del premio a la canción del año Childish Gambino boicoteó la ceremonia por lo que percibió como una falta de respeto para el rap. Kanye West y Eminem son algunos de los grandes exponentes del género cuya obra ha sido desdeñada a favor de obras más convencionales y por años los raperos se han quejado de que su obra musical ha sido borrada de la televisión.

Spliff Star, izquierda, y Busta Rhymes inerpretan “Put Your Hands Where My Eyes Could See” en la 65a entrega anual del Grammy el domingo 5 de febrero de 2023, en Los Angeles. (Foto AP/Chris Pizzello)

El viaje de 15 minutos curado por Questlove fue un disfrute y congregó a decenas de astros en el escenario, incluyendo a Grandmaster Flash & the Furious Five, Run-DMC, Public Enemy, Ice T, Missy Elliott, Queen Latifah, Method Man, Salt-N-Pepa… la lista sigue, pero aun así faltaron varios.

LL Cool J onterpreta “Rock the Bells” en la 65a entrega anual del Grammy el domingo 5 de febrero de 2023, en Los Angeles. (Foto AP/Chris Pizzello)

Casi igual de importante fue la versión de ocho minutos de “God Did” de DJ Khaled al final de la ceremonia con una participación fascinante de Jay-Z.

El homenaje de Quavo a Takeoff de Migos fue la nota alta del segmento “in memoriam” para artistas fallecidos en el último año.

Quavo y Maverick City Music interpretan “Without You” durante un homenaje a Takeoff, el fallecido rapero de Migos en la 65a entrega anual del Grammy el domingo 5 de febrero de 2023, en Los Angeles. (Foto AP/Chris Pizzello)

Kendrick Lamar dio un discurso de agradecimiento incisivo después de que “Mr. Morale & The Big Steppers” ganó el Grammy a mejor álbum de rap, su tercer trofeo en esta categoría.

Fue una noche en la que pareció que los Grammy finalmente aceptaron al rap como una potencia musical. ¿Los raperos aceptarán a los Grammy? Eso está por verse.

QUEEN B

Beyoncé dejó su huella en la historia el domingo al ganar su cuarto Grammy de la noche, con el que alcanzó marca de 32 trofeos, la mayor de los premios.

Y a pesar de eso…

Los Grammy se fueron hacia otra dirección con sus cuatro premios más prestigiados: canción, grabación y álbum del año, así como mejor nuevo artista. Beyoncé sólo ha ganado en una de esas categorías, cuando “Single Ladies (Put a Ring on It)” fue nombrada canción del año en 2010.

Ha sido nominada en ocho ocasiones a grabación del año, pero nunca ha ganado. De hecho, algunos de sus momentos más memorables de los Grammy han llegado cuando colegas de pie en el escenario con sus propios trofeos en la mano le han dedicado palabras de admiración. Adele dijo que “Lemonade” de Beyonce debía haber ganado en vez de ella en 2017, y el domingo Lizzo dijo que se escapó de la escuela en quinto grado para ir a un concierto de Beyoncé.

A pesar de los treinta y dos trofeos de Beyoncé, es difícil quitarse de encima esa sensación de vacío.

EL RÉCORD

Con sus cuatro Grammy Beyoncé superó el récord que tenía el director de orquesta húngaro-británico Georg Solti desde 1997.

RAITT SORPRENDE

Quizá Bonnie Raitt necesite unos días para quitarse la cara de shock. La guitarrista de 73 años ganó el premio a canción del año por “Just Like That”, un tema inspirado por la historia de un trasplante de corazón, en la que trató de emular el estilo de composición del fallecido John Prine. Fue especialmente gratificante porque Raitt se ha desenvuelto más como intérprete. “No escribo muchas canciones, pero estoy orgullosa de que hayan apreciado esta”. El premio le llegó 33 años después de que su “Nick of Time” fuera nombrado álbum del año.

LA NOCHE DE NOAH

El maestro de ceremonias Trevor Noah jugó hábilmente el papel de fan, en vez de ser sarcástico desde el escenario, se movió entre el público como un “globo chino flotante”, dijo. ¿Y por qué no hacerlo? Adele, Lizzo, Beyoncé, Taylor Swift, Harry Styles y otras estrellas similares estaban por ahí. Noah no fue insultante ni adulador. Y una estrategia encantadora en la que fans hablaban de sus álbumes favoritos, rindió frutos cuando una abuela anunció el triunfo de Styles en la categoría de álbum del año.

El ESTILO DE HARRY

Después de causar sensación en la alfombra roja con un traje de rombos multicolor adornado con cristales, Styles iba vestido como una decoración navideña de la década de 1970 al interpretar “As it Was” en el escenario de los Grammy. La composición pop claramente le sirvió. Después se maravilló por la calidad de los competidores y lo difícil que es elegir a un ganador. “Nunca sabes con estas cosas”, dijo tras bambalinas. “No creo que puedas ver a cualquiera de los nominados y no sentir que son merecedores. Estoy muy agradecido de que nos hayan elegido”.

EL MOMENTO DE PETRAS

Al recibir el Grammy por su dueto “Unholy” con Sam Smith, la cantante alemana Kim Petras destacó orgullosamente su estatus como mujer transgénero y rindió homenaje a sus héroes como la fallecida cantante transgénero Sophie o Madonna, quien presentó a Petras y Smith cuando interpretaron la canción. Petras y Lizzo, quien ganó el premio a la grabación del año por “About Damn Time”, pronunciaron poderosos mensajes sobre aceptar las diferencias. “Me sentí como que estaba fuera mirando y permanecí fiel a mí misma porque quería que el mundo fuera un lugar mejor”, dijo Lizzo.

INTRODUCCIONES

Un elemento que no funcionó tan bien fue el esfuerzo porque familiares o amigos presentaran los números musicales. La idea de “gente real” se perdió cuando Madonna fue una de las presentadoras. La mejor fue la primera, cuando presentaron la esposa orgullosa Catherine Shepherd y los dos hijos de Brandi Carlile. “Soy una queer muy, muy afortunada”, dijo Carlile tras bambalinas.

¿POR QUÉ ESTOY AQUÍ?

¿The Rock fue uno de los presentadores de los Grammy? ¿Jill Biden? ¿James Corden? Al menos el comediante notó el absurdo de que él entregara un premio de música dance/electrónica. Había suficiente poder musical en la sala que habría estado feliz con la oportunidad de presentar un premio. Hablando de aquellos que se preguntaban por qué estaban ahí, Ben Affleck se convirtió en un meme cuando la cámara lo pilló aparentemente aburrido entre el público. ¿Los actores no saben simular como que se la están pasando bien?