Gobierno interviene en controversias sobre uso mancomunado de postes de la red eléctrica 

188
Foto: LUMA

El Negociado de Telecomunicaciones (NET) de la Junta Reglamentadora de Servicio Público emitió una resolución y orden de emergencia estableciendo una tarifa provisional por el uso mancomunado de los postes de la red eléctrica y programar un procedimiento adjudicativo con el propósito de determinar una tarifa formal y atender otros asuntos relacionados con el uso de los postes de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) los cuales son administrados por LUMA Energy.

Además, con esta orden de emergencia, el NET busca resolver una controversia sobre la responsabilidad de transferir cables y equipos existentes a postes nuevos reemplazados por LUMA.

“Entendemos que continuar sin unas guías claras para la fijación y el uso mancomunado de los postes perjudica los esfuerzos del gobierno para modernizar y fortalecer la infraestructura eléctrica, y presenta una amenaza a la infraestructura pública”, indicó Ferdinand Ramos Soegaard, presidente del NET.

“Una de las funciones del NET es fomentar el desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones para asegurar la disponibilidad de los servicios y promover la interconexión e interoperabilidad entre los proveedores. Como ente regulador que vela por que se brinden servicios confiables y a costos razonables a todos los residentes de Puerto Rico, el NET intervino para beneficio de todas las partes”, añadió.

El Negociado ordenó un procedimiento adjudicativo, con la participación de las compañías de telecomunicaciones y LUMA, para atender temas del uso mancomunado de postes, incluyendo, pero sin limitarse a: determinar la tarifa de fijación para el año fiscal 2025; los costos por solicitudes nuevas; los costos de transferencia a los postes de reemplazo, estimados de costos por mejoras necesarias para fijaciones nuevas y para cualquier otro propósito relacionado con el uso de la infraestructura pública de transmisión y distribución por parte de los proveedores de telecomunicaciones.

También, a través de esta orden de emergencia, el NET ordenó a las compañías a entregar un inventario de sus facilidades y a retirar sus facilidades que estén en desuso.  Dichas facilidades en desuso pudiesen prevenir que otras compañías puedan utilizar los postes, además de que pudiesen presentar problemas de seguridad vial y en muchas ocasiones son un estorbo público.

Las compañías con fijaciones a postes de la red eléctrica que no cumplan con las disposiciones de la orden de emergencia se exponen a posibles multas de hasta $25,000 por infracción por año.

El NET emitió esta orden de emergencia de conformidad con la autoridad otorgada al Negociado de Telecomunicaciones por los estatutos y reglamentos de Puerto Rico, y en cumplimiento con la ley federal aplicable.