Recursos Naturales firma acuerdo novedoso de agricultura forestal

373
Foto de archivo: DRNA

La secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, Anaís Rodríguez Vega, y la organización Caribbean Regenerative Community Development (CRCD) firmaron un acuerdo para la producción cooperativa de 60,000 árboles de sombra nativos, anunció hoy la funcionaria.

“Esta unión novedosa entre la protección ambiental y el desarrollo agrícola nos muestra que es posible la conservación de la naturaleza y el fomento económico cuando se establecen mecanismos creativos para ambos sectores. La función ministerial del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) es la conservación y protección de nuestra naturaleza, sin que eso signifique necesariamente detener los distintos desarrollos económicos necesarios, siempre y cuando sean armoniosos con las leyes y reglamentos que hemos dispuesto”, afirmó la titular de las agencias ambientales.

Mediante el acuerdo, la CRDC coordinará las plantaciones para establecer o mejorar la sombra en 2,000 acres de tierras agrícolas existentes. CRDC lidera el “Proyecto Smart AgPR” como parte del “Partnerships for Climate Smart Commodities Program”, que comenzó en abril pasado y continuará hasta marzo de 2027.

La CRCD coordinará la plantación de 60,000 árboles de sombra nativos en 2,000 acres de tierras agrícolas existentes para establecer sistemas de agrosilvicultura (agricultura forestal), la cual reduce la sedimentación del suelo, mejora la retención de agua y promueve la biodiversidad en las tierras de trabajo.

Se plantarán árboles nativos para lograr una densidad de aproximadamente 36 a 40 árboles nativos por cuerda en áreas de producción de café y cacao donde aún no se ha establecido sombra o es necesario mejorarla. Los árboles recomendados para esta práctica incluyen, entre otros, Inga vera, Andira inermis, Inga laurina, Anadenanthera peregrina y Cordia alliodora.

La siembra de 60,000 árboles nativos avanza la misión del DRNA de proteger, conservar y gestionar los recursos naturales y ambientales del país de manera equilibrada, para garantizar el disfrute de las próximas generaciones y estimular una mejor calidad de vida.

Asimismo, se derivan beneficios ecológicos pues estos árboles ayudarán a capturar el dióxido de carbono que produce la quema de combustibles fósiles y los cuales causan el calentamiento global, aportando a su mitigación. De esta manera, el DRNA apoya las prácticas de conservación relacionadas con la agricultura climáticamente saludable y ecológica.

“Con esta nueva alianza, el DRNA aporta a su red de colaboradores de reforestación árboles nativos; como parte de la política pública de conservación de la administración del gobernador Pedro R. Pierluisi. Mientras, CRDC llevará a cabo y coordinará programas de monitoreo y evaluación que aliente a los científicos de una variedad de instituciones a trabajar juntos para comprender los impactos de la implantación de prácticas beneficiosas y mejorar los esfuerzos para apoyar prácticas agrícolas climáticamente inteligentes, mitigar cualquier impacto negativo aguas abajo y proteger los ecosistemas vulnerables”, sostuvo la jefa de las agencias ambientales.

También, esa organización destacará personal en el Vivero Cambalache en Arecibo para apoyar la producción de viveros de árboles nativos. CRCD producirá 9,000 de los 60,000 árboles de sombra nativos necesarios en sus viveros. El restante será producido por el DRNA.

La vigencia del Acuerdo se extiende hasta abril de 2028.