Se reporta la primera muerte atribuida al dengue este año en Puerto Rico

222

La principal oficial de Epidemiología, doctora Melissa Marzán, informó el lunes sobre la primera muerte atribuida al virus del dengue en Puerto Rico este año.

“El boletín más reciente publicado de vigilancia ha añadido 69 casos, para un total acumulado desde que comenzó el año de 1,033 casos. Y también en este boletín, tenemos publicada la primera muerte asociada al dengue para el 2024, que sería una persona de 85 años de la región de San Juan,” dijo Marzán en conferencia de prensa.

Marzán explicó que la mayor parte de los casos se concentran en el área metropolitana de San Juan. “Desde que inició el año, el 24 por ciento de los casos pertenece al municipio de San Juan. Así que esa concentración de casos entre San Juan, Bayamón y Carolina sigue liderando, con casi el 60 por ciento de los casos observados en vigilancia. También observamos una segunda concentración importante en el área oeste, especialmente en el municipio de Rincón,” indicó.

En cuanto a los grupos de edad más afectados, Marzán mencionó que el grupo pediátrico de 0 a 19 años representa la mayoría de los casos, especialmente el grupo de 10 a 19 años, que constituye un poco más del 30 por ciento de los casos. “En términos de severidad, seguimos observando una tasa similar a años anteriores, con un 5.7 por ciento o el 6 por ciento de los casos siendo severos,” agregó.

La doctora Marzán hizo un llamado a la ciudadanía para cooperar en la prevención de la propagación del dengue. “Queremos pedirle a la comunidad, la población, que el dengue es una situación que requiere de un trabajo continuo y coordinado. No es momento para bajar la guardia. Necesitamos que todo el mundo esté tomando medidas de acción contra el mosquito,” enfatizó.

Para prevenir la propagación del dengue durante la temporada de lluvias, es esencial eliminar los criaderos de mosquitos. Se debe vaciar y limpiar recipientes que acumulen agua, como baldes, macetas y neumáticos. Además, es necesario cubrir los tanques de agua y usar repelentes y mosquiteros. La comunidad debe colaborar en la limpieza y mantener sus alrededores libres de agua estancada para reducir la reproducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus.