Capturan al “armero del bajo mundo” en Las Piedras

834
Suministrada

El Negociado de la Policía de Puerto Rico allanó anoche una residencia en Las Piedras y arrestó a un individuo, considerado como armero del bajo mundo, que se encontraba fiado bajo supervisión electrónica por delitos similares a los que se le arrestó ayer.

Según la investigación de la División de Inteligencia y Arrestos de Humacao, adscrita a la Policía de Puerto Rico, Wilfredo Rivera Vargas le suple armas a múltiples organizaciones dedicadas a crímenes violentos a través de la isla.

Según el capitán Joey Fontanez, director operacional de la División de Inteligencia y Arrestos de la Policía, el sujeto había sido previamente arrestado y procesado el pasado 24 de enero por violación a delitos relacionados la Ley de armas en hechos similares a los que llevó a los agentes a diligenciar nuevamente una orden de allanamiento en la noche de ayer.

En el operativo se ocuparon tres rifles calibre 223, un sinnúmero de piezas de armas de fuego de diferentes calibres y equipo para modificar y personalizar las mismas. Además, incautaron marihuana para la venta, artefactos empleados para el tráfico corporal de droga y un búnker de fabricación casera que se utiliza para disparar y probar armas con el propósito de modificar las mismas.

Junto a Rivera Vargas, de 31 años, fueron arrestados su esposa y su tío, dueño de la residencia donde se ocuparon las armas en la urbanización extensión La Inmaculada de Las Piedras.

Una recién nacida, hija del arrestado y su compañera, se encontraba en la residencia al momento del allanamiento. Los agentes activaron el protocolo de menores con el Departamento de la Familia.

La investigación, que condujo a la obtención de una orden de allanamiento, estuvo a cargo del agente Juan Ortiz de la División de Inteligencia y Arresto de Humacao.

La orden de allanamiento fue gestionada por el fiscal Miguel García, emitida por la Juez Diannette Pietri Núñez y diligenciada por el agente Luis Morales Guardarrama.

La Policía se encuentra consultando con las agencias federales la posibilidad de que estos asuman la jurisdicción del caso.

Fuente: La Policía de Puerto Rico