CDC a punto de relajar las órdenes del uso de mascarillas

477

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden se aprestaba el viernes a relajar las directrices federales sobre el uso de mascarillas para protegerse de la transmisión del COVID-19, revelaron dos personas al tanto del asunto, lo que significa que a la mayoría de los estadounidenses ya no se les aconsejará el uso de cubrebocas en espacios públicos cerrados.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) anunciarán un cambio a las métricas que utiliza para determinar si se debe recomendar la utilización de cubrebocas, y en lugar de considerar el recuento de casos de COVID-19 adoptará una visión más holística del riesgo que supone el coronavirus para una comunidad.

Según las directrices actuales, se recomienda el empleo de las mascarillas a las personas que residen en comunidades con una transmisión considerable o elevada, aproximadamente el 95% de los condados de Estados Unidos, según los últimos datos.

Las nuevas métricas seguirán considerando el número de casos, pero también tendrán en cuenta las hospitalizaciones y la capacidad de los hospitales locales, que han mejorado notablemente durante la aparición de la variante ómicron. Esa mutación es altamente transmisible, pero los indicios apuntan a que es menos grave que las variantes anteriores, sobre todo en el caso de personas con esquema completo de vacunación y refuerzo.

Según las nuevas directrices, la gran mayoría de los estadounidenses dejarán de vivir en zonas en las que se recomiende el uso de las cubrebocas en público, basándose en los datos actuales.

La nueva política se produce en un momento en que el gobierno de Biden se enfoca en la prevención de las enfermedades graves y la muerte por COVID-19, en lugar de todos los casos de infección, como parte de un ajuste de la estrategia para una nueva “fase” de la respuesta a medida que el virus se vuelve endémico.

La dos personas al tanto de la nueva medida hablaron bajo condición de anonimato a fin de comentar sobre las acciones de los CDC antes de que se produzca un anuncio formal.

El cambio se produce cuando casi todos los estados de Estados Unidos que habían establecido órdenes de empleo de mascarillas en interiores para la oleada invernal de ómicron las han estado retirando a medida que los casos disminuyen precipitadamente en todo el país. Algunos han eliminado por completo los mandatos, mientras que otros han mantenido los requisitos de uso de mascarillas en escuelas e instalaciones médicas.

De momento se desconoce cómo la nueva recomendación de los CDC afectaría a los mandatos federales que exigen el empleo de cubrebocas en el transporte público.