“Cero homicidios”, presidente de El Salvador reacciona a críticas a su gobierno

217
Foto: Nayib Bukele - Twitter

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, rechazó las críticas recientes de congresistas de EEUU sobre el presunto deterioro de los derechos humanos durante el régimen de excepción vigente en esta nación centroamericana desde marzo pasado.

“Cero homicidios. Mientras unos congresistas de otro país quieren que regresemos al pasado de muerte y destrucción que vivió El Salvador… Nosotros seguimos demostrando que, sin ellos, estamos mucho mejor”, replicó Bukele en la red social Twitter.

El jefe de Estado aludió así a una audiencia celebrada el lunes en el Congreso de EEUU, en la cual el demócrata Jim McGovern afirmó que la sociedad civil de El Salvador sufre actualmente una hostilidad similar a la que existía durante el conflicto armado que desangró este país entre 1980 y 1992.

“Tenemos miembros de la prensa que se sienten obligados a huir de El Salvador muchas veces, muchas personas activas en la sociedad civil no sienten que pueden decir lo que creen por temor a que sean atacados por el Gobierno… Reciben amenazas”, afirmó McGovern, quien visitó este país durante la guerra.

Tal preocupación fue compartida por el subsecretario adjunto de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de EEUU, Scott Busby, quien duda que el régimen de excepción proporcione una solución duradera al problema de las pandillas en El Salvador.

Al intervenir ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, Busby señaló que entre los 53.000 supuestos pandilleros arrestados durante este régimen hay 1.979 menores de edad, y al menos 73 reos muertos bajo custodia policial, o en cárceles sobrepobladas y violentas.

La subsecretaria adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Emily Mendrala, agregó en dicha audiencia que algunas medidas del estado de excepción atentan contra los estándares de derechos humanos y son insostenibles desde una perspectiva práctica.

La administración Bukele defiende la efectividad del régimen de excepción, decretado tras una ola de homicidios en los que las pandillas locales respondieron al arresto de varios miembros que, según medios locales, rompió un supuesto pacto entre las estructuras criminales y el Gobierno.

Esta situación agravó el deterioro de las relaciones diplomáticas entre EEUU y El Salvador, iniciado con la llegada al poder del demócrata Joe Biden en enero de 2021.

Fuente: Sputniknew.lat