Comisionada Residente y Asociación de Industriales discuten retos en servicios de salud

580

Por su gesta y labor realizada en beneficio de la salud puertorriqueña, la Asociación de Industriales de Puerto Rico reconoció a la comisionada residente, Jenniffer González Colón, en medio de su Cumbre de Salud: Redefiniendo el Modelo, celebrada hoy. Wendy Perry, presidenta de la Cumbre y Eric Santiago, presidente de la Asociación le hicieron entrega del reconocimiento a la congresista.

La comisionada agradeció el reconocimiento a su labor que incluye el abogar por los fondos de Medicaid para asegurar la continuidad del Plan Vital habiendo logrado evitar en varias ocasiones el llamada Medicaid Cliff, el haber respaldado financiamiento para programas e investigación del VIH/SIDA y haber fomentado la discusión del tema, legislado para incentivar la permanencia de proveedores de salud en la isla, impulsar la construcciones y haber conseguido los fondos para clínicas de salud de veteranos, promovido la concientización de enfermedades de la mujer, luchar por derrumbar las inequidades en el trato por parte de programas federales, entre otros.

Por su gesta y labor realizada en beneficio de la salud puertorriqueña, la Asociación de Industriales de Puerto Rico reconoció a la comisionada residente, Jenniffer González Colón, en medio de su Cumbre de Salud: Redefiniendo el Modelo, celebrada hoy. Wendy Perry, presidenta de la Cumbre y Eric Santiago, presidente de la Asociación le hicieron entrega del reconocimiento a la congresista. 

La congresista continúa muchas de estas luchas, pero luego de haberse asegurado el financiamiento de Medicaid para los próximos cinco años, González Colón enfoca sus esfuerzos en el área de la salud a nivel federal en la inversión de manufactura médica en Puerto Rico, así como en corregir desigualdades a las que está sujeta la isla por su condición de territorio.

“La lucha que llevamos juntos a varios sectores, para conseguir los fondos para el programa Medicaid que cubre los gastos de salud de cerca de la mitad de la población en Puerto Rico, fue consecuencia directa de nuestra condición de territorio. Por tal razón, los ciudadanos americanos que residimos en la isla no gozamos de todos los beneficios, en este caso de las mismas cubiertas de salud que los estados, perjudicando a una población vulnerable. Varias de las medidas que forman parte de mi agenda para este nuevo Congreso 118 han tenido discusión o adelantos en pasados congresos que buscamos continuar con éxito en este”, expresó la congresista.

González Colón, luego haber presentado sus propuestas, formó parte de un panel de discusión titulado: Panorama de la Industria de Manufactura en Biociencias y Tecnología de Dispositivos Médicos en Puerto Rico. Donde también participaron Wendy Perry, Presidenta de la Cumbre de la Industria de la Salud, Waleska Rivera, Presidenta de Danosa; Iliette Frontera, Presidenta del Medical Devices Cluster; Brenda Torres, Vicepresidenta de la Asociación de la Industria Farmacéutica (PIA) y  Eric Santiago, Presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

La congresista presentó su proyecto bicameral H.R.447/S.33 Medical Manufacturing, Economic Development and Sustainability Act (MMEDS Act), que otorga incentivos federales y de otro tipo para las fábricas de dispositivos médicos y farmacéuticos en territorio nacional y para aquellas que trasladen su producción a los Estados Unidos.

El MMEDS Act fue respaldado esta semana por representantes del sector privado, quienes fueron convocados por la comisionada para presentar y discutir su agenda federal de desarrollo económico.

La medida busca crear “Distressed Zones” o DZ, áreas con niveles de pobreza sostenidos superiores al 35 %, para incentivar la investigación, el desarrollo y la manufactura de medicamentos y dispositivos médicos para impulsar el desarrollo económico en todo Estados Unidos.

La congresista continúa muchas de estas luchas, pero luego de haberse asegurado el financiamiento de Medicaid para los próximos cinco años, González Colón enfoca sus esfuerzos en el área de la salud a nivel federal en la inversión de manufactura médica en Puerto Rico, así como en corregir desigualdades a las que está sujeta la isla por su condición de territorio.

A su vez busca lograr tres objetivos claves de seguridad nacional: disminuir la dependencia de los Estados Unidos de los fabricantes de equipos médicos en países extranjeros, como China, y alentar a las empresas americanas a reubicar sus operaciones de países que se consideran que representan un riesgo para la preparación médica de los Estados Unidos en zonas con dificultad económica dentro de la Nación; crear  empleos sostenibles y bien remunerados, mientras se incentivan las operaciones de manufactura de productos farmacéuticos en zonas económicamente afligidas; y proteger a las poblaciones vulnerables de los Estados Unidos (1) facilitando una iniciativa estratégica público-privada dirigida por BARDA para estimular la innovación y el desarrollo de medicamentos avanzados para la salud de la población; y (2) proporcionando incentivos fiscales para fomentar la innovación y el desarrollo de medicamentos para la salud de la población en zonas económicamente desfavorecidas.

Las iniciativas que presentó la comisionada que están próximas a ser radicadas son:

Ley de Paridad de Medicaid del Área Insular | Busca eliminar las limitaciones de financiación de Medicaid, lo que significaría para Puerto Rico una inversión federal aproximada de $6 mil millones al año para Medicaid.

Ley de Equidad para los Territorios del Requisito de Pareo federal | Elimina el FMAP estatutario para Puerto Rico, lo que significa un FMAP del 83%, para duplicar el nivel de inversión federal en el programa Medicaid previsto por la ley actual.

Ley de Igualdad para los Territorios en la Asistencia para Medicamentos Recetados de Medicare | Hace que los subsidios de primas y costos compartidos estén disponibles para los beneficiarios de la Parte D de Medicare de bajos ingresos que residen en los territorios. En Puerto Rico, más de 500,000 beneficiarios de Medicare con ingresos menores al 150% del FPL () podrían beneficiarse de LIS (), lo que significaría alrededor de $2,500 millones en beneficios adicionales.

Ley de equidad en la inscripción de la Parte B de Medicare |Elimina las multas por inscripción tardía de la Parte B de Medicare para las personas que residen en Puerto Rico al extender el período de inscripción inicial de 7 meses a 5 años. Actualmente, el 9% de los afiliados a la Parte B en Puerto Rico (cerca de 39,000 beneficiarios) pagan multas de por vida superiores a $20.3 millones al año debido a la inscripción tardía.

Ley de integridad de Medicare Advantage (MA) | Establece una tasa de ajuste geográfico MA mínima a nivel nacional de 0.70 y requiere que al menos el 50% del aumento de pago correspondiente se transfiera a los proveedores.’’

Ley para eliminar el requisito de pareo para que un territorio use fondos federales especialmente asignados para medicamentos de la Parte D cubiertos por Medicare para personas de bajos ingresos | Establece un FMAP del 100 % con respecto al uso de fondos federales por parte de un territorio para proporcionar medicamentos cubiertos a beneficiarios de Medicaid con doble elegibilidad. Estos fondos se proporcionan a los territorios en lugar de LIS.

Ley para lograr la equidad en el tratamiento de los beneficiarios con doble elegibilidad | Establece una tasa de ajuste geográfico de MA mínima a nivel nacional de 0.70 y requiere que al menos el 50% del aumento de pago correspondiente se traslade a los proveedores. Hace que los Programas de Ahorros de Medicare sean obligatorios para los territorios, para así ayudar a los beneficiarios con doble elegibilidad a pagar sus primas de la Parte B.