Confirman caso de viruela símica en el área de Seattle

378
Esta imagen de un microscopio electrónico, proporcionada el miércoles 18 de mayo de 2022 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, muestra viriones maduros de viruela símica, de forma ovalada (izquierda) y viriones inmaduros esféricos (derecha), obtenidos de una muestra de piel humana vinculada con un brote de 2003. (Cynthia S. Goldsmith, Russell Regner/CDC vía AP)

SEATTLE (AP) — Un caso de viruela símica ha sido confirmado en el área de Seattle, en el estado de Washington, informaron el viernes autoridades de salud.

El Departamento de Salud Pública de Seattle y el condado King confirmó la infección en un hombre del condado que viajó recientemente a un país en el que se han identificado otros casos de la enfermedad. Los funcionarios habían anunciado el caso como posible esta semana.

El hombre no fue hospitalizado y se recupera en casa.

The Seattle Times reportó que no se han identificado otros casos posibles de viruela símica en el condado, aunque las autoridades siguen buscando a otros que pudieran haber sido expuestos al virus.

“Pese a las noticias de múltiples casos a nivel nacional, la viruela símica es una enfermedad muy rara en Estados Unidos, y el residente de Washington que dio positivo no representa un riesgo para la salud pública”, afirmó el secretario de Salud, doctor Umair Shah, en un comunicado.

La Organización Mundial de Salud dice que casi 200 casos de viruela símica, también llamada viruela de los monos, se han reportado en más de 20 países en los que no suelen conocerse brotes de la enfermedad, pero dijo que la epidemia es “contenible” y propuso crear una reserva para repartir equitativamente las limitadas vacunas y los medicamentos disponibles a nivel mundial.

Diez infecciones con viruela símica han sido confirmadas en Estados Unidos, de acuerdo con una actualización del jueves por la noche de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades.

No se han identificado muertes.

Médicos en Gran Bretaña, España, Portugal, Canadá, Estados Unidos y otras partes han notado que la mayoría de las infecciones hasta la fecha han sido en hombres homosexuales y bisexuales. La enfermedad no infecta más a alguna persona por su orientación sexual, y los científicos advierten que el virus pudiera infectar a otros si la transmisión no es controlada.