Cuarto contratista se declara culpable de sobornar a exalcalde de Cataño

137
Foto: Cybernews

José Bou-Santiago, de 50 años, fue acusado vía información y se declaró culpable el martes por participar en un esquema de soborno en el que proporcionó un soborno a cambio de que se le adjudicara un futuro contrato de servicios de construcción municipal que beneficiaba a su empresa de servicios de mantenimiento.

En 2019, Bou Santiago, propietario del Servicio de Mantenimiento Bou, obtuvo contratos municipales en Cataño para el mantenimiento de áreas verdes, la construcción y la compra, venta y alquiler de vehículos. Para seguir siendo competitivo en las licitaciones de este tipo de contratos municipales, Bou-Santiago acordó proporcionarle un reloj Rolex al ex alcalde de Cataño. En abril de 2019, Bou-Santiago se reunió con el exalcalde de Cataño en su casa y le entregó el reloj. El reloj era un Rolex “Pepsi” Modelo #116719 comprado por Bou-Santiago por 33,000 dólares y entregado al ex alcalde de Cataño a cambio de la adjudicación de un futuro contrato de servicios de construcción a Bou Maintenance Service.

En junio de 2019, a cambio del reloj Rolex entregado al ex alcalde de Cataño, Bou Mantenimiento Service se adjudicó un contrato municipal de Cataño para servicios de construcción valorado en aproximadamente 190,000 dólares.

Bou Santiago se declaró culpable de un cargo de conspiración para participar en un esquema de soborno. Se enfrenta a una pena máxima de cinco años de prisión. Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de sentencia de Estados Unidos y otros factores legales.

El Secretario de Justicia Auxiliar Kenneth Polite Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia, W. Stephen Muldrow, Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico, y el Agente Especial a Cargo Joseph González de la Oficina Local del FBI en San Juan hicieron el anuncio.

La investigación fue realizada por la Oficina de Campo de San Juan del FBI.

Están a cargo de la acusación en el caso el abogado litigante Nicholas Cannon de la Sección de Integridad Pública de la División Criminal y el fiscal federal adjunto Seth Erbe de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico.