EEUU: Más de 80 manatíes hambrientos están en rehabilitación

242
ARCHIVO - Un manatí nada en las aguas cálidas de un canal de descarga de Florida Power & Light, en Fort Lauderdale, Florida, el lunes 31 de enero de 2022. (AP Foto/Lynne Sladky, Archivo)

ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU. (AP) — Más de 80 manatíes que fueron rescatados en Florida se encuentran en centros de rehabilitación en diversas partes de Estados Unidos, mientras las autoridades intentan frenar las muertes por inanición de estos mamíferos marinos a causa de la mala calidad del agua.

Las cifras más recientes fueron publicadas el miércoles por la Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos como parte de un programa para alimentar a los manatíes hambrientos y atender a aquellos que estén en peligro.

El estado ha proporcionado aproximadamente 1,2 millones de dólares para la atención médica, dijeron las autoridades, mientras que el resto de los costos cada vez más altos ha sido absorbido por instalaciones como el programa de rescate de SeaWorld en Orlando. Hay 13 centros de ese tipo en acuarios y otras instalaciones en Florida, Texas, Ohio, Puerto Rico y en otras partes.

“Es un esfuerzo enorme y están haciendo un trabajo increíble”, comentó Terri Calleson, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos. “Gran parte de ello se lleva a cabo gracias a ellos”.

La respuesta se produce en momentos en que los manatíes siguen murieron a lo largo de la costa este de Florida debido a que las algas marinas de las que normalmente se alimentan durante los meses de invierno están desapareciendo. La principal razón de ello es el agua contaminada procedente de fuentes como la escorrentía de los fertilizantes agrícolas, los vertidos de aguas residuales y los desechos urbanos.

El año pasado se registraron más de 1.100 decesos de manatíes, la mayoría de ellos causados por inanición, muy por encima del promedio de cinco años de unas 625 muertes. En 2022, hasta la semana pasada, se han registrado 326 muertes de manatíes, de las cuales sólo siete han sido por colisiones con embarcaciones, según las estadísticas de la comisión estatal de fauna silvestre.

El programa experimental de alimentación con lechuga romana sigue llevándose a cabo siete días a la semana en una planta de la empresa Florida Power & Light en el condado Brevard, donde cientos de manatíes generalmente se reúnen durante los meses de invierno en la zona de descarga de aguas cálidas de la planta.

Hasta el martes, se habían proporcionado más de 28 toneladas (63.000 libras) de lechuga a los manatíes, dijo Jon Wallace, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos. La comida se paga en su mayor parte con donaciones de la organización sin fines de lucro Fish & Wildlife Foundation of Florida.

Se calcula que hay unos 8.800 manatíes en aguas de Florida. Se trata de una gran mejora con respecto a los aproximadamente 2.000 animales que había en la década de 1990.