Exlegislador Nelson Del Valle es condenado a 57 meses de prisión federal

207
Foto: Captura de pantalla El Expreso

El exlegislador Nelson Del Valle Colón fue sentenciado el miércoles, a 57 meses de prisión federal por participar en un esquema de soborno.

También se le ordenó pagar 190,000 dólares en restitución.

Nelson Del Valle Colón, de 56 años, de Dorado, Puerto Rico, se declaró culpable en el Distrito de Puerto Rico de soborno del programa federal el 31 de marzo de 2022. Según documentos judiciales, Del Valle Colón fue elegido representante de la Cámara de Representantes en 2016. Posteriormente contrató a Mildred Estrada Rojas, de 55 años, y a su hija, Nickolle Santos Estrada, de 33, ambas de Bayamón, para trabajar en su oficina legislativa. Sin embargo, a cambio de su empleo y sus salarios, Estrada y Santos pagaron sobornos quincenales a Del Valle Colón de aproximadamente 500 y 1,300 dólares desde principios de 2017 hasta aproximadamente julio de 2020.

Según declaraciones realizadas en relación con sus alegatos, Del Valle Colón, Estrada y Santos admitieron que los sobornos quincenales se pagaban de diversas maneras. Estrada y Santos generalmente pagaban sus sobornos quincenales en efectivo en sobres que entregaban a Del Valle Colón en las oficinas del edificio del Capitolio en el Viejo San Juan. Estrada a veces pagó su soborno a Del Valle Colón a través de ATH Móvil, una aplicación de transferencia de efectivo para teléfonos móviles. Otra persona que trabajó para Del Valle Colón en su oficina legislativa también acordó pagar a Del Valle Colón sobornos en efectivo cada dos semanas durante el empleo de esta persona con Del Valle Colón.

Estrada está programado para ser sentenciado el 28 de septiembre. Santos está programado para ser sentenciado el 16 de septiembre. Un juez de la corte federal de distrito determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de sentencia de Estados Unidos y otros factores legales.

La Oficina de Campo de San Juan del FBI investigó el caso.

El abogado litigante Jonathan Jacobson de la Sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia y el fiscal federal adjunto Scott Anderson de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico estuvieron a cargo de la acusación en el caso.