FEMA moviliza equipos de Asistencia a Sobrevivientes del Desastre en todo Puerto Rico

246
U.S. Army reservists with the 1st Mission Support Command and emergency disaster responders transfer water cases to a distribution truck in Juana Diaz, Puerto Rico, Oct. 1, 2017. FEMA, the Department of Defense and other government agencies coordinated food and water delivery to civil authorities in Puerto Rico to support disaster relief efforts after Hurricane Maria. (U.S. Army photo by Staff Sgt. Elvis Umanzor)Sgt. Joewie Melendez, a Salinas, Puerto Rico, native, and motor transport operator with the

Los equipos de Asistencia a Sobrevivientes de Desastre (DSA, por sus siglas en inglés) de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) van de puerta en puerta, recorriendo los barrios afectados por el huracán y ayudando a los residentes afectados a inscribirse para recibir asistencia por desastre. Los equipos también pueden ayudar a los sobrevivientes a actualizar su información y remitirlos a las agencias de voluntarios asociadas.

Hasta el momento, 24 equipos de DSA en Puerto Rico han inscrito a más de 3,700 residentes, han actualizado casi 1,200 casos y han remitido a sobre 2,600 sobrevivientes del huracán a agencias de voluntarios. Los miembros del equipo visitan hogares, escuelas, organizaciones sin fines de lucro, dondequiera que se encuentren los sobrevivientes, y se reúnen con los funcionarios locales y los líderes comunitarios para identificar los problemas relacionados con el desastre y las necesidades insatisfechas.

“Los equipos DSA de FEMA están recorriendo algunas de las comunidades más afectadas de Puerto Rico”, dijo la coordinadora federal Nancy Casper. “Son parte esencial de nuestra misión, no solo porque proveen apoyo en persona, sino porque ayudan a identificar a las poblaciones que puedan tener un acceso limitado a las comunicaciones”.

Durante los desastres naturales, las comunidades desatendidas y socialmente vulnerables tienden a sufrir más porque son las enfrentan mayores retos para prepararse y recuperarse de un desastre. “FEMA seguirá garantizando la igualdad de acceso a nuestros programas y servicios y ayudará a todos los sobrevivientes en su camino hacia la recuperación”, añadió Casper.

Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, señaló que el gobierno está trabajando en conjunto con las agencias federales, incluyendo a FEMA, para la pronta recuperación de la isla tras el paso del huracán Fiona. “Al igual que empleados de las agencias locales, en FEMA, hay miles de puertorriqueños que dejaron su familia para trabajar por Puerto Rico antes, durante y después de esta emergencia. Su labor es sumamente importante para las comunidades más vulnerables por lo que exhorto a los ciudadanos más afectados a que cuando les visiten, les brinden la información necesaria para hacer las reclamaciones pertinentes”.

Muchos integrantes del equipo de DSA en Puerto Rico también son sobrevivientes del huracán y saben de primera mano lo que es estar sin energía eléctrica y agua por un tiempo prolongado.  Cuando visitan comunidades remotas y hablan con los residentes, el personal de respuesta de FEMA puede encontrar personas con necesidades funcionales y de acceso urgentes.

En la barriada Marín de Arroyo, la líder de brigada DSA Julie Rivera se reunió con sobrevivientes que vivían en condiciones insalubres, algunos de ellos ancianos y con discapacidad de movilidad y poca visión. Ella asistió a los residentes de esta comunidad, tras analizar y entender sus necesidades. También logró actualizar la información de los sobrevivientes en el portal de asistencia y poner en contacto al personal de los departamentos locales de vivienda y familia con los residentes de esta comunidad para proporcionarles asistencia adicional.

Los especialistas de DSA nunca cobran una tarifa ni aceptan dinero por asistencia en caso de desastre ni por ayudar a llenar las solicitudes. Los equipos de DSA tienen una identificación de FEMA con su fotografía – una camisa o chaqueta de FEMA no es prueba de identidad. Los especialistas de DSA pueden ofrecer a los residentes la oportunidad de usar un dispositivo móvil para inscribirse o pueden ingresar la información con su autorización.

Los residentes no tendrán que compartir información personal a menos que deseen que un miembro del equipo de DSA les ayude con su inscripción o responda a preguntas específicas sobre el estado de su solicitud de FEMA. Se les recuerda a los residentes que deben pedir una identificación federal antes de proveer información personal.

Las personas afectadas por el huracán en los 78 municipios de Puerto Rico no tienen que esperar a que un equipo de DSA les visite. Los sobrevivientes pueden empezar a solicitar en línea en DisasterAssistance.gov/es, por medio de la aplicación móvil de FEMA o llamando al 1-800-621-3362. Se exhorta a las personas que utilizan un servicio de retransmisión, como el servicio de retransmisión de vídeo (VRS), el servicio de teléfono con subtítulos u otros, a que provean a FEMA el número para ese servicio. Las líneas telefónicas funcionan de 7:00 a.m. a 2:00 a.m. los siete días de la semana.