Gobierno presenta las oportunidades económicas de la Isla ante empresarios dominicanos

345
Suministrada

Como parte de un acuerdo entre los gobiernos de Puerto Rico y la República Dominicana para fortalecer los lazos comerciales y empresariales, funcionarios de la administración de Pedro Pierluisi ofrecieron una radiografía de las oportunidades para la construcción en la Isla que incluyeron los temas de vivienda, obras de infraestructura, energía e incentivos comerciales.

El encuentro virtual inició con el secretario de Estado, Omar J. Marrero, quien ofreció una explicación sobre el periodo que experimenta Puerto Rico por asignaciones federales que ascienden a $85,000 millones y los esfuerzos que realiza el Gobierno para agilizar el proceso de reconstrucción y la importancia de la mano de obra dominicana para estas gestiones.

“Para nosotros es una oportunidad histórica para la reconstrucción de nuestra Isla. Se han asignado $85,000 millones para todos sectores de nuestra infraestructura. Tenemos una oportunidad para construir de una manera resiliente”, sostuvo Marrero, quien resaltó la importancia que tiene el acuerdo que surgió de la firma de una declaración conjunta el pasado 2 de diciembre con miras a fortalecer las relaciones comerciales, culturales, deportivas, de cooperación, entre otras áreas de interés mutuo.

“Para lograr una ejecución efectiva y completa de dichos fondos federales, es necesario reclutar todas las capacidades para adelantar la reconstrucción, incluyendo de otras jurisdicciones que van desde mano de obra, compañías de construcción, materiales y equipo pesado”, apuntó Marrero.

Por su parte, el secretario del Departamento de la Vivienda, William Rodríguez, subrayó que el Congreso de Estados Unidos asignó alrededor de $20,000 millones en fondos CDBG-DR y CDBG-MIT y que, en la actualidad, la agencia estatal coordina esfuerzos relacionados con $1,000 de esta cantidad. “Ahora estamos viendo en Puerto Rico una aceleración en la construcción y vamos a requerir la construcción de nuevas viviendas”, indicó Rodríguez.

“La industria de construcción se vio reducida durante un periodo de 10 años, pero ahora tenemos que llevar a cabo la obra de construcción dentro de los términos provistos por el Gobierno Federal”, sostuvo Rodríguez ante los empresarios dominicanos.

Mientras, el director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, por sus siglas en inglés), Ing. Manuel A. Laboy Rivera, aseguró que el 2022 será el año de la construcción en Puerto Rico al haber 2,000 proyectos en proceso de subasta o construcción. Subrayó, además, que unos $29,000 millones se asignaron para obras permanentes. Al momento, el COR3 ha desembolsado unos $4,900 millones de los fondos asignados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para el proceso de recuperación y reconstrucción de Puerto Rico por el desastre del huracán María.

“Estamos en un momento sin precedentes en torno a las oportunidades económicas y la República Dominicana nos pueden ayudar a agilizar esa obra”, dijo Laboy.

Laboy, además, ofreció un desglose sobre los fondos federales que Puerto Rico ha utilizado para obras de emergencia y permanente. Reiteró, además, que su agencia administra los fondos, pero que son los recipientes (las agencias estatales, las corporaciones públicas y los municipios) los que tienen la responsabilidad de cumplir con los requisitos para su utilización. Se estima que el 85 por ciento de los fondos para la recuperación, unos $15.3 billones, se destinan para la Autoridad de Energía Eléctrica (46%), la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (18%), y el Departamento de Educación (10%).

En torno al tema de energía, Francisco Berríos Portela, director del Programa de Política Pública Energética del Departamento de Desarrollo Económico (DDEC), subrayó que Puerto Rico se encuentra en una etapa dinámica en la industria energética ante los retos que se presentan para aumentar la capacidad de energía renovable y los distintos componentes privados que ahora juegan un papel fundamental en su producción. “Puerto Rico tiene una política energética bien agresiva y nuestro rol es promulgar esa política”, sostuvo Berríos.

El funcionario detalló que la Isla cuenta con unos 4,000 trabajadores en la industria de energía renovable, y que esta cantidad debería aumentar a 16,000 de manera consecuente para cumplir con las metas propuestas. El Gobierno de Puerto Rico se propone producir el 40% de su energía con fuentes renovables para el 2025, 60% para el 2040, y 100% para el 2050.

Mientras, Carlos Fontán, el director de la Oficina de Incentivos del DDEC, presentó una explicación ante los empresarios sobre los distintos incentivos en la Isla y destacó las concesiones tributarias que se ofrecen a compañías que se trasladan a Puerto Rico para realizar exportaciones al exterior. Por ejemplo, destacó los decretos que ofrecen un 4% de contribución sobre ingresos, un 100% de exención en dividendos o distribuciones, el 75% de exención en propiedad mueble e inmueble, entre otras oportunidades. “Se aprobó el Código de Incentivos de Puerto Rico, mejor conocida como la Ley 60, para unificar todos los incentivos contributivos. Esto se hizo para simplificar los procesos y proveer mayor transparencia”, indicó.

Por último, el director de la Oficina de Puerto Rico en la República Dominicana, Nelson Torres, agradeció a ProDominicana, Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana por contribuir en la convocatoria e identificar los empresarios dominicanos que están y podrían estar involucrados directamente con la construcción de Puerto Rico.