Ian inunda Florida; personas incomunicadas y millones sin luz

248
Dos hombres trasladan a una persona fuera del hogar de ancianos Avante después del paso del huracán Ian, el jueves 29 de septiembre de 2022, en Orlando, Florida. (AP Foto/John Raoux)

ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU. (AP) — El huracán Ian provocó un rastro de destrucción a su paso por Florida, dejando varada a la gente en viviendas inundadas, interrumpiendo el paso por el único puente a una isla barrera, destruyendo un muelle histórico y dejando el jueves a más de 2,5 millones de personas sin electricidad.

Ian, uno de los huracanes más potentes que ha azotado Estados Unidos, atravesó la península de Florida el miércoles por la noche. Sus vientos con fuerza de tormenta tropical se extendieron por un radio de hasta 665 kilómetros (415 millas), empapando gran parte de Florida y la costa sureste del Atlántico.

“Nos aplastó”, aseguró el sheriff del condado de Lee, Carmine Marceno, al programa “Good Morning America” de ABC. Dijo que muchos caminos y puentes seguían intransitables el jueves, dejando varadas a miles de personas en el condado donde el ojo de Ian tocó tierra, justo al norte de Fort Myers. “Todavía no podemos llegar a muchas de las personas que lo necesitan”, agregó.

Las autoridades confirmaron al menos una muerte por el fenomeno atmosférico en Florida: un hombre de 72 años en Deltona que cayó a un canal mientras usaba una manguera para drenar su piscina bajo la lluvia torrencial, informó la Oficina del Sheriff del condado de Volusia. Dos personas murieron en Cuba después de que Ian pasara por allí.

Marceno dijo que, si bien carecía de detalles, creía que el número de muertos sería de “cientos”. El gobernador Ron DeSantis dijo más tarde que el saldo no estaba confirmado y que probablemente fue un cálculo con base en llamadas al número de urgencias, el 911.

Zuram Rodriguez revisa los daños en torno a su casa rondante en Davie, Florida, el 28 de septiembre de 2022. (Joe Cavaretta/South Florida Sun-Sentinel via AP)

El presidente Joe Biden emitió formalmente una declaración de desastre el jueves y Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), dijo que esa entidad está apoyando los esfuerzos de búsqueda y rescate. La Guardia Costera también comenzó labores de rescate en islas barrera del suroeste de Florida el jueves temprano, tan pronto como amainaron los vientos, afirmó DeSantis.

“La Guardia Costera avistó personas que estaban en sus áticos y que fueron rescatadas de sus techos”, agregó DeSantis. “Nunca habíamos visto marejadas ciclónicas de esta magnitud… La cantidad de agua que ha estado aumentando, y que probablemente seguirá aumentando hoy, incluso mientras la tormenta está pasando, es básicamente un evento de inundación no visto en 500 años”.

Un trozo del puente Sanibel Causeway cayó al mar, impidiendo el acceso a la isla barrera en la que viven normalmente 6.300 personas. No se sabe cuántas personas acataron las órdenes de evacuación obligatoria antes de que la marejada arrasara la isla.

Al sur de Sanibel, las enormes olas destruyeron el histórico muelle frente a la playa de Naples, arrancando incluso los pilares que había debajo. “Ahora mismo, no hay muelle”, manifestó Penny Taylor, comisionada del condado de Collier, que incluye a Naples.

Tres personas, vestidas con chuvasqueros de plásticos, caminan junto a la International Drive, en Orlando, Florida, el 28 de septiembre de 2022 ante los primero efectos del huracán Ian en la zona. (Joe Burbank/Orlando Sentinel via AP)

Las brigadas de emergencia debían abrirse paso a serrucho entre árboles caídos para alcanzar a personas atrapadas en casas inundadas, pero a falta de electricidad y con un servicio intermitente de telefonía celular, muchos pedidos de auxilio no llegaban a destino.

“Las torres portátiles para el servicio celular están en camino. Lo más probable es que sus seres queridos no puedan comunicarse con usted”, advirtió la oficina del sheriff en el condado de Collier, que incluye a Naples. “Podemos decirles que a medida que la luz del día revele las consecuencias, será un día difícil”.