Incautan más de 50 motoras, vehículos todoterreno y carritos de golf en carreras clandestinas

483
Foto: Policía de Puerto Rico

Un operativo del Negociado de la Policía en respuesta a las quejas de los ciudadanos por las corridas clandestinas resultó en el arresto de siete personas, entre ellos cinco menores de edad, la incautación de cuatro armas y más de 50 motoras, vehículos todoterreno y carritos de golf, así como cinco motoras recuperadas durante el pasados fin de semana en Bayamón, Vega Baja, Vega Alta y Toa Baja.

Durante las intervenciones, lideradas por el teniente Félix Fuentes Reyes, de la División de Vehículos Hurtados de la región de Bayamón, se incautaron, además, sustancias controladas y armas de fuego ilegales. El operativo contó con el apoyo de agentes de y el comandante Israel Vázquez, de la Comandancia de Bayamón, que abarca diez municipios.

Foto: Policía de Puerto Rico

El director de la División de Vehículos Hurtados, el teniente coronel Gerardo H. Oliver Franco indicó que el propósito del plan es detectar violaciones a las leyes de tránsito y vehículos hurtados. Además, persigue responder a las denuncias de los ciudadanos sobre el constante ruido y uso indebido de estos vehículos, que a altas velocidades pueden causar accidentes fatales. Este agregó que esta misma iniciativa continuará realizándose en otros municipios de la isla.

“Nuestro objetivo es lograr mayor seguridad en las carreteras, asegurando que se respeten las leyes, y sacar de circulación a los que se dedican a roban vehículos. Continuaremos interviniendo con aquellas personas que insisten en conducir por las vías de tránsito con vehículos como los todoterrenos y los carritos de golf o con motoras sin las debidas protecciones o documentación. Las carreras clandestinas ponen en peligro a quienes las realizan y a los demás conductores. Para compartir y pasarla bien, no es necesario infringir la Ley”, dijo el comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa.

El jefe de la Uniformada destacó que gracias a la cooperación ciudadana se logró la recuperación de cinco motoras que habían sido reportadas como hurtadas y se detuvieron a varios sospechosos. Dos de las motoras fueron localizadas en una residencia en Monte Carlo, Bayamón, y otra había sido hurtada del cuartel de Vega Alta. De esta última, la Policía busca al sospechoso, que logró huir en la intervención, pero fue identificado, por lo que se le radicarán cargos en ausencia.

Durante los tres días del operativo, la Policía, además emitió 149 boletos a personas que conducían vehículos de motor en violación a la Ley de tránsito.

Foto: Policía de Puerto Rico

En total fueron ocupadas 54 vehículos. De estos, 40 son motoras, ocho son vehículos todoterreno y dos Can-Am, por no contar con tablillas, marbetes ni la documentación pertinente, por tener marbetes expirados, entre otras violaciones a la Ley de tránsito. Además, se ocuparon cuatro carritos de golf en el sector Pulguero, en Vega Baja, los cuales no están autorizados a transitar por las vías de rodaje. Los conductores fueron citados para la radicación de las denuncias que apliquen.

En cuanto a las armas, una fue ocupada en una intervención con un conductor de una motora reportada como hurtada, realizada en el barrio Campanilla, en Toa Baja. Otra arma ilegal le fue ocupada a dos mujeres que conducían dos carritos de golf por el sector Pulguero en Vega Baja.

Entre los arrestados también, figura un individuo que conducía sin tener licencia una motora hurtada, que, además, llevaba una tablilla perteneciente a otro vehículo hurtado. Los hechos ocurrieron en el barrio Naranjos, en Vega Baja. Contra el sujeto se radicaron cargos por violación a la Ley de vehículos hurtados, y al encontrársele causa para arresto, se le fijó una fianza de $5,000.

Uno de los casos involucra a un menor de edad, de 17 años, que protagonizó un vídeo que se hizo viral en las redes sociales. El joven fue visto conduciendo un Honda Accord 1999, color vino, con las puertas traseras abiertas, y en el interior se podía observar que transportaba una motora. Gracias a las confidencias recibidas, los agentes localizaron al adolescente en la residencia de un familiar, en Monte Claro, Bayamón, y allí recuperaron dos motoras reportadas como hurtadas en Cayey. El menor fue detenido y el auto fue confiscado.

En Cataño, un individuo fue arrestado por golpear al agente que intervino con él por conducir una motora sin los equipos de protección que ordena la Ley. Fue llevado al Tribunal y tras encontrarse causa para arresto, se le fijó una fianza de $40,000.