Jenniffer González presenta soluciones a crisis en la cadena de suministros

368
Foto de archivo

La comisionada residente, Jenniffer González Colón, defenderá hoy ante el Comité de la Reglas de la Cámara de Representantes federal cinco enmiendas al H.R. 4521—Ley de Investigación y Desarrollo de Bioeconomía de 2021 [Ley de América COMPETE de 2022]. Dos de las enmiendas buscan asegurar que Estados Unidos sea competitivo en el mercado internacional y evitar la dependencia con China, otras dos son a favor del radiotelescopio de Arecibo y la quinta para proteger a comunidades costeras.

Los mercados, al igual que cada aspecto en la sociedad, también han sido fuertemente trastocados por la pandemia, entro de ello la cadena de suministros provocando la escasez de materia prima y productos esenciales como los medicamentos. Desde antes de la declaración mundial de emergencia, la comisionada ha impulsado alternativas para evitar la dependencia de la producción extranjera y así solidificar una cadena de suministros con producción nacional.

“Necesitamos fortalecer nuestra cadena de suministro médico en los Estados Unidos, es una cuestión de seguridad nacional y, para proteger nuestra seguridad nacional, debemos esforzarnos por tener más productos farmacéuticos y dispositivos médicos fabricados en nuestras costas. Recuperaremos la manufactura cuando invirtamos en crear las condiciones de mercado que harán que esos fabricantes regresen a los Estados Unidos” opinó la congresista.

Para ello, la comisionada presentó el HR 2653, la Ley MMEDS, legislación que cuenta con el apoyo bipartidista y de las partes interesadas. Propone créditos fiscales dólar por dólar a los fabricantes de medicamentos y dispositivos médicos que invierten en puestos de trabajo, propiedades y equipos en los Estados Unidos. Pone el dinero federal a trabajar al aliviar el problema de suministros médicos y estimular la actividad económica en áreas económicamente afligidas en todo el país. Todos los estados y territorios de la nación se beneficiarán de esta disposición si se les da la oportunidad.

La comisionada abogó por la inclusión de su enmienda número 535 que requiere que al menos uno de los Centros Nacionales de Excelencia en la industria farmacéutica esté ubicado en un territorio o estado no contiguo, para así garantizar las áreas geográficas que se consideran rurales o remotas pero que tienen altos niveles de densidad en la manufactura de dispositivos médicos y farmacéuticos, como Puerto Rico, sigan siendo competitivas en el proceso de selección.

“Las instituciones de educación superior, como el Centro para el Desarrollo y el Aprendizaje de la Ingeniería Farmacéutica de la Universidad de Puerto Rico, están capacitando a la próxima generación de científicos y técnicos de laboratorio que revolucionarán las industrias y la fuerza laboral farmacéutica y de dispositivos médicos”, expresó González Colón.

Ley de América COMPETE de 2022 buscar apostar a la innovación, para ello la comisionada impulsa la enmienda número 141 que reconoce las contribuciones del Observatorio de Arecibo, destaca los descubrimientos realizados y alienta a las agencias federales, incluidas la Fundación Nacional de Ciencias y la NASA, a continuar fortaleciendo y ampliando el papel del Observatorio de Arecibo a través de programas de educación, divulgación y diversidad, y capacidades y tecnología futuras en el sitio.

“Continuaré trabajando con mis colegas para asegurar el mejor camino a seguir y un curso de acción que asegure nuestra competitividad en el escenario mundial frente a países como China. Espero con ansias más trabajo asombroso, descubrimientos y contribuciones del Observatorio, y su maravilloso personal que ha estado al lado de esta instalación durante décadas. Quisiera agradecer a la presidenta del Comité de Ciencias, Espacio y Tecnología, Eddie Bernice Johnson y al líder republicano del Comité, Frank Lucas, y a su respectivo personal, por su apoyo y trabajo en este tema”, dice parte de la ponencia de la comisionada.

La cuarta enmienda que defendió la comisionada, la número 533, presentada por el congresista Mike Waltz de Florida asigna $15 millones para continuar los esfuerzos de limpieza ambiental en el Observatorio de Arecibo y $454 millones para gastos relacionados con el Telescopio de Arecibo de Próxima Generación. Este ambicioso proyecto reemplazaría el antiguo radiotelescopio de 305 metros en el Observatorio de Arecibo con un nuevo instrumento de vanguardia que es mucho más poderoso que el telescopio heredado y cuenta con el respaldo de la comunidad científica.

“La propuesta de próxima generación cuenta con el respaldo de las comunidades académicas y científicas de Puerto Rico y respalda el liderazgo de los Estados Unidos en la ciencia. Agradezco al colega Mike Waltz, así como a su personal, por su liderazgo y apoyo en este tema”, dijo González Colón.

Por último, la comisionada defendió la enmienda número 150, de la congresista Suzanne Bonamici de Oregón. Esta enmienda incorporaría el texto de H.R. 1447, la Ley de Investigación COAST, legislación bipartidista para ayudar a las comunidades costeras de todo el país a adaptarse y responder a las amenazas que plantea la acidificación de los océanos y las costas, proporcionarán los recursos federales necesarios para ampliar nuestro conocimiento sobre la acidificación costera y oceánica e informar nuestros planes de adaptación y mitigación.

“Los cambios en la química del océano impactan los arrecifes de coral, las pesquerías y otros recursos marinos cruciales para el sustento de las comunidades costeras e insulares como Puerto Rico. Entre otras disposiciones, el proyecto de ley mejora las actividades de investigación y monitoreo de la acidificación de los océanos realizadas por la NOAA, la Fundación Nacional de Ciencias y la NASA. Expande estos programas para incluir la acidificación costera, asegurando así que tengamos una mejor comprensión de cómo los cambios en la química del agua impactan nuestros estuarios y otros ambientes marinos a lo largo de nuestras costas y establece un Consejo Asesor de Acidificación de los Océanos para aumentar la coordinación entre todas las partes interesadas. Me complace especialmente que una de las entidades representadas en este nuevo Consejo Asesor sea la Asociación Regional del Caribe para la Observación del Océano Costero, o CARICOOS, que tiene su sede en la Universidad de Puerto Rico” señaló la congresista.