Las playas de Puerto Rico continúan posicionando a la isla como destino turístico

175

El director ejecutivo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), Carlos Mercado Santiago, junto a la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Anaïs Rodríguez Vega, y la directora ejecutiva de la Organización Pro Ambiente Sustentable (OPAS), Carmen Rosa Valentín Del Río, dieron a conocer hoy la lista de los 15 galardones Bandera Azul otorgados para la temporada 2022-2023 a lugares y organizaciones locales.

El reconocido galardón Bandera Azul o Blue Flag se otorga a playas, marinas y operadores de embarcaciones de turismo que cumplen con estrictos criterios establecidos a nivel internacional para guiar y mejorar los estándares de operación, seguridad, servicios básicos, y educación ambiental. Entre los estándares evaluados se encuentran: calidad de agua, sanidad, limpieza, servicios generales al público, accesibilidad para la población con diversidad funcional y una gestión ambiental apropiada. Los galardonados son inspeccionados periódicamente para salvaguardar el cumplimiento de las estipulaciones establecidas, que cada año son más exigentes.

“En la Compañía de Turismo de Puerto Rico nos llena de entusiasmo que la Isla continue participando en el Programa de Bandera Azul, que se distingue por su gran trascendencia y reconocimiento internacional y por su compromiso activo con el turismo sostenible. Nos complace grandemente que más allá de los desafíos atmosféricos que enfrentamos, hoy podemos celebrar que playas, marinas y embarcaciones lograron su certificación del Programa Bandera Azul. Estamos muy comprometidos con estimular y formar parte del cuidado de nuestras playas, que sin duda son un recurso vital de nuestros atractivos naturales y elemento que enriquece el desarrollo de Puerto Rico como destino turístico”, expresó el director ejecutivo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Carlos Mercado Santiago.

Las entidades públicas y privadas que recibieron la prestigiosa certificación son: Playa Puerto de Puerto Nuevo en Vega Baja, Playa de la Isla de Palomino, las embarcaciones East Wind, Caribe Spirit, Eco Isleño, Island Flyer, Amazing Grace, Tropical Escape y Zatara operadas por East Island; la embarcación Tortuga operada por Caribe Bliss; las embarcaciones Josiahs Reach y U Turn; y la marina Safe Harbor Puerto del Rey en Fajardo.

Por su parte, la secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, Anaïs Rodríguez Vega, señaló que dicha otorgación del prestigioso galardón internacional a playas y embarcaciones “evidencia los esfuerzos que cada día invierten los sectores público y privado para conservar, proteger y mantener los recursos naturales, así como la cooperación entre ambos. Nos sentimos orgullosos y continuaremos los esfuerzos para que más banderas azules sean izadas en la Isla”.

De igual manera, Carmen Rosa Valentín Del Río afirmó el compromiso de OPAS para continuar apoyando los esfuerzos del programa Bandera Azul en la Isla, indicando que “Una Bandera Azul izada es un reconocimiento único y valioso a nivel internacional y felicitamos a las empresas galardonadas en este año por la encomiable labor y el compromiso que han demostrado.” Además, añadió que “Puerto Rico cuenta con nuestro apoyo y continuaremos brindando toda la asistencia para continuar educando y promoviendo la protección y conservación de nuestros ecosistemas costeros y marinos. Nuestro compromiso es continuar aportando para atraer el desarrollo económico y turístico a nuestra Isla en colaboración con las agencias ambientales y el sector turístico promoviendo operaciones sustentables, seguras y saludables”.

El programa Blue Flag International (BFI) fue establecido en el 1987 por Foundation for Environmental Education (FEE) con sede en Dinamarca. Sobre 5,066 playas, marinas y embarcaciones turísticas en 50 países apuestan a conquistar esta prestigiosa distinción anual. Por más de una década, el trabajo colaborativo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico y OPAS, junto al apoyo de entidades e individuos de los sectores públicos y privados, han contribuido a la proyección de Puerto Rico como un destino líder en temas de conservación, conciencia y educación ambiental, y desarrollo sostenible, al mismo tiempo que se promueve un aumento en empleos y la actividad económica que el sector turístico aporta al fisco local.