Libre bajo fianza guardia de seguridad que disparó contra manifestantes en Aguadilla

453
Suministrada

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, informó que la Fiscalía de Aguadilla, presentó hoy cargos contra César A. Toledo Mantilla, guardia de seguridad imputado por disparar a manifestantes durante una protesta en la zona de la cueva de las Golondrinas.

Toledo Mantilla enfrenta cargos de tentativa de asesinato, disparar un arma de fuego ilegalmente y riesgo a la seguridad u orden público al disparar un arma de fuego en un lugar abierto; delitos tipificados en el Código Penal de Puerto Rico y la Ley de Armas.

El juez, Rolando Matos, determinó causa para arresto luego de que el imputado se allanó a la determinación del tribunal. La fianza impuesta fue de $30, 000 y la vista preliminar fue señalada para el 3 de abril en el Tribunal de Primera Instancia de Aguadilla.

“El Ministerio Público está preparado para probar este caso, porque es el resultado de una investigación minuciosa y responsable. Los casos se presentan cuando están listos para cumplir con el rigor y el quantum de prueba que exige nuestro proceso judicial. En el Departamento de Justicia continuamos procesando la comisión de toda conducta criminal sin distinción de personas”, expresó el secretario de Justicia.

El Ministerio Público está representado por los fiscales Rufino Jimenez Cardona, Diana I. Méndez Mercado, Héctor Crespo Correa y Juan Ramos García, fiscal de distrito interino. El agente del Negociado de la Policía, José Medina Méndez, adscrito a la División de Robo, Propiedad, Agresiones y Personas Desaparecidas, estuvo a cargo de la investigación.

Según la investigación, el 29 de enero de 2023, cerca del mediodía comenzaron a llegar manifestantes a los predios de la Hacienda Pier. Luego de varios incidentes entre las personas que se encontraban protestando en el área y guardias de seguridad, empleados de la Compañía SJA Security Police, Inc., Toledo Mantilla realizó un sinnúmero de disparos con un arma de fuego. Esto provocó que se tornara más violenta la situación y los manifestantes entraran al área que se convirtió en una escena. Posteriormente, agentes de la Policía les requirieron a los manifestantes en varias ocasiones que abandonaran el área, toda vez que se encontraban en el interior de una escena del crimen. Algunos de estos se negaron, por lo que fueron arrestadas seis personas.