Líderes religiosos exigen cancelación del contrato de LUMA Energy

369
Foto de archivo.

Los integrantes de la Coalición Ecuménica e Interreligiosa, exigieron el jueves- en declaraciones escritas-, la cancelación del contrato de LUMA Energy, encargada del sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica.

“Ante el desconcertante e ineficaz desempeño de Luma Energy, como compañía foránea, contratada para administrar el sistema de transmisión y distribución eléctrica de Puerto Rico, hacemos un llamado al gobernador Pedro Pierluisi Urrutia a cancelar este contrato. A la vez, le instamos a explorar otras alternativas para resolver el espinoso y trágico problema de las constantes interrupciones del servicio eléctrico”, suscribieron los integrantes de la coalición, compuesta por líderes de varias denominaciones cristianas.

“Desde la óptica de la fe, creemos que las crisis son siempre grandes oportunidades. El mejor camino para resolver los problemas que enfrentamos como país, tiene que salir del seno de nuestro propio pueblo, de nuestro propio esfuerzo. Han existido propuestas para mejorar el servicio eléctrico desde los pasados años. No se trata de regresar atrás y continuar ofreciendo un servicio ineficiente, ausente de un mantenimiento adecuado. Todo lo contrario, es construir una “Compañía de Energía” para el siglo 21, que su prioridad principal sea el aspecto social del servicio. Como personas de fe, y fundamentados en nuestra experiencia histórica de llevar este servicio esencial hasta los lugares más recónditos de la isla, nos resistimos a creer que en Puerto Rico no exista el personal competente capaz de administrar, con eficiencia e integridad, nuestra principal corporación pública (AEE)”, añade el escrito.

“Sin temor a equivocarnos, afirmamos que Puerto Rico cuenta con el personal preparado para superar esta encrucijada histórica en la que se encuentra la industria eléctrica. Consideramos que existen las condiciones óptimas para unir voluntades, entre distintos sectores sociales (académicos, trabajadores, empresarios probos y cooperativistas, entre otros), que administren responsablemente, fuera del partidismo político, nuestra industria eléctrica. Se requiere de hombres y mujeres, con compromiso y determinación, que den un paso al frente, que creen y organicen un equipo con las más altas cualificaciones, para administrar esta corporación, por nosotros mismos (los puertorriqueños/as) y para el bien del país”, concluyeron.