LUMA asegura “no habrá aumento de la tarifa base” en la factura de luz

426
Foto: LUMA - Facebook

El viernes pasado, LUMA radicó su Presupuesto Anual para el Año Fiscal 2023 ante el Negociado de Energía de Puerto Rico, el cual contempla no aumentar la tarifa base en las facturas de los clientes relacionado a la operación del sistema de transmisión y distribución. El presupuesto propuesto permitirá que los más de 3,000 hombres y mujeres que trabajan arduamente en LUMA continúen construyendo un sistema de energía más confiable, más resistente y enfocado en el cliente. Además, uno más limpio para todo Puerto Rico – sin impactar adversamente las facturas.

No aumento de la tarifa base

“Como parte de nuestro enfoque al cliente, somos extremadamente sensibles a la asequibilidad, y al aumento significativo de los costos de combustible de generación que han resultado en tarifas más altas – aumentos de tarifas que están fuera del control de LUMA”, dijo el presidente de LUMA, Wayne Stensby. “Aunque LUMA no genera energía, ni tiene ningún control sobre el impacto que los costos de los combustibles tienen en las tarifas de los clientes, sí gestionamos los costos asociados a la operación del sistema de transmisión y distribución (T&D). Como parte de nuestro compromiso con nuestros clientes y reconociendo la importancia de operar lo más eficientemente posible, LUMA no propone ningún aumento, ni ningún cambio en la tarifa base para el año fiscal 2023”, dijo Stensby.

Dado que el costo de las compras de combustible y energía de los generadores ya supone más del 70% de los cargos en las facturas de los clientes, LUMA informó que se compromete a hacer todo lo posible para seguir trabajando dentro de sus presupuestos en el año fiscal 2023 a pesar de los retos heredados que la empresa sigue afrontando.

Prioridades presupuestarias e inversiones cruciales

Más de la mitad del gasto del programa anual de LUMA para 2023 estará relacionado con los programas de recuperación y resiliencia del sistema que establecerán la base necesaria para continuar potenciando la transformación eléctrica en todo Puerto Rico. Las prioridades presupuestarias claves incluyen:

  • Reparación y reemplazo de postes, alumbrado público, alimentadores y subestaciones: En el Año Fiscal 2023 los esfuerzos de construcción de LUMA continuarán enfocados en el reemplazo de postes, reparación de alumbrado público, reconstrucción de alimentadores de distribución y reparación y reconstrucción de subestaciones. Esto incluye actividades financiadas por el gobierno federal dentro de los programas de transmisión, distribución y reparaciones y reemplazos de subestaciones.

 

  • Mejoras en la experiencia del cliente: Inversión continua en la formación de la experiencia del cliente y en mejorar los procesos, lo que se traduce en precisión en las respuestas, claridad en la comunicación y reducción de los tiempos de resolución. Se invertirán recursos en la reducción de las limitaciones del sistema, las soluciones manuales y en el desarrollo de mejoras en el sistema de facturación para lograr que ésta sea más precisa.

 

  • Refuerzo de la gestión de la vegetación: Aumento de las actividades programáticas de gestión de la vegetación centradas en la mejora de la confiabilidad. LUMA está trayendo equipos especializados a Puerto Rico para continuar con el trabajo de remediación de las servidumbres y la eliminación proactiva de la vegetación, además de los recortes de vegetación en apoyo a las respuestas a las interrupciones de electricidad.

 

  • Habilitación e integración de energías renovables: Estamos apoyando la integración de más de 800 MW de nueva energía solar a escala de servicio público resultantes del proceso de Solicitud de Propuestas aprobado por el NEPR, y coordinando la expansión de las instalaciones eólicas y solares a escala de servicio público de contratos existentes para añadir 175 MW a corto plazo. LUMA está desarrollando el próximo Plan Integrado de Recursos y colaborando con la iniciativa PR100 del Departamento de Energía de Estados Unidos. LUMA también iniciará y continuará ofreciendo nuevos programas, proyectos y servicios que apoyen la transición a la energía limpia, incluyendo la medición neta de energía, la eficiencia energética, la respuesta a la demanda y los vehículos eléctricos, así como el avance de los estudios de planificación para optimizar los recursos existentes y nuevos.

 

  • Invertir en seguridad y adiestramiento adecuado de los trabajadores: Continuamos con las inversiones a corto plazo en programas de excelencia operativa y seguridad relacionados con la capacitación técnica, las herramientas y los equipos de seguridad, la ciberseguridad, las reparaciones y reemplazos de la flota de transmisión y distribución y los sistemas de seguridad, considerados colectivamente como programas habilitadores necesarios para establecer la infraestructura organizacional necesaria y así ejecutar con éxito y seguridad los trabajos operativos y de capital.

 

Utilización de nuevas tecnologías en Puerto Rico: LUMA continuará invirtiendo en tecnologías nuevas y emergentes en Puerto Rico y ampliará el despliegue para facilitar eficientemente la recuperación y transformación del sistema de transmisión y distribución. Los ejemplos incluyen el uso de LIDAR para comprender y planificar mejor la limpieza de la vegetación en las servidumbres, la instalación de sistemas avanzados de medición y monitoreo, la implementación de nuevos protocolos de comunicación con los clientes y la habilitación de la automatización de la distribución para mejorar la calidad y confiabilidad de la red eléctrica, reducir las pérdidas y aumentar la capacidad de alojamiento para las energías renovables distribuidas.

 

  • Progreso significativo en la preparación para emergencias: Aunque LUMA ya ha introducido importantes mejoras en el sistema de transmisión y distribución en su primer año de operaciones, cada año que pasa está mejorando la preparación y la restauración de la electricidad para posibles tormentas y otras emergencias. Estamos mejorando continuamente los planes, ampliando la capacitación de los trabajadores y reforzando la coordinación con las agencias pertinentes y la comunicación con los clientes.

“Aunque sabemos que tenemos mucho trabajo por delante, nuestro equipo ha hecho y seguirá logrando progresos constantes y positivos para construir la red eléctrica de próxima generación que los puertorriqueños esperan y merecen, dijo Stensby. “Nuestras operaciones e inversiones en el sistema eléctrico provocarán un cambio positivo y fundamental en los próximos meses y años”.