Marruecos: Sepultan a niño que murió tras caer en pozo

385
Personas junto a la tumba del niño Rayan, de 5 años, después de que su cuerpo fuera recuperado de un pozo, el lunes 7 de febrero de 2022, en la aldea de Ighran, en la provincia de Chefchaouen, en Marruecos. (AP Foto/Mosa'ab Elshamy)

IGHRAN, Marruecos (AP) — Familiares y residentes sepultaron el lunes a Rayan, el niño de 5 años que quedó atrapado en un pozo de Marruecos durante varios días mientras los rescatistas intentaban llegar hasta él. La extenuante operación atrajo atención internacional y muchas personas enviaron mensajes de condolencias desde todas partes del mundo.

El cuerpo de Rayan fue recuperado el sábado de un pozo de 32 metros (105 pies) de profundidad, donde estuvo atrapado durante cinco días. El funeral se llevó a cabo después de las oraciones del mediodía del lunes en Ighran, una población ubicada en las montañas del norte del país.

El cuerpo del niño fue sepultado junto al de algunos de sus familiares en el cementerio Zawiya, ubicado a 6 kilómetros (4 millas) de la aldea. Decenas de personas de todo Marruecos acudieron a la ceremonia para presentar sus condolencias.

En un ejemplo de cómo la muerte de Rayan afectó al país, el rey Mohammed VI siguió de cerca las angustiantes labores de rescate y expresó sus condolencias a los padres del menor en un comunicado que emitió el Palacio el fin de semana.

Elementos de seguridad acordonaron la zona. En tanto, los residentes fueron a visitar la casa de los padres de Rayan para presentar sus condolencias. Se instalaron dos enormes carpas frente a la modesta casa para servirles desayuno a los visitantes.

El cuerpo del niño fue trasladado en helicóptero hacia un hospital militar en la capital, Rabat. Aún se desconoce si se le practicó una necropsia.

Los trabajadores ya iniciaron las labores para cubrir el enorme pozo, así como el túnel que excavaron durante el intento de rescate.

No están claras las circunstancias exactas de cómo es que el niño cayó al pozo. La aldea, de unos 500 habitantes, está repleta de pozos, muchos de los cuales se utilizan para el riego de los plantíos de cannabis que son la principal fuente de ingresos para muchos de los residentes de una región árida, empobrecida y remota ubicada en las montañas del Rif. Muchos de los pozos cuentas con cubiertas de protección.