Mejoran las ventas de cemento y la generación de electricidad

328
Foto: Adobe

El presidente del Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico (BDE), Luis Alemañy González, informó hoy que el Índice de Actividad Económica del BDE para Puerto Rico (IAE-BDE) mantuvo una trayectoria de crecimiento por diez meses consecutivos y cerró el año 2021 con un aumento cercano al tres por ciento.

Alemañy González destacó que “la tendencia de sus componentes explica los resultados positivos, distinguiéndose valores en el total de ventas de cemento comparables con los registrados entre los años 2013 y 2014, y la generación de energía eléctrica, que a su vez cerró este pasado año con niveles que no se alcanzaban desde el 2016”.

Agregó que la recuperación del empleo y las principales obras de reconstrucción que están en agenda para el 2022 impulsarán también la actividad económica, aunque no debe perderse de perspectiva los retos que pudieran extenderse o incluso surgir durante este próximo año por lo cual es importante que la actividad económica mantenga un ritmo positivo, estable y multisectorial, adaptable a una nueva realidad mundial.

El IAE-BDE es un índice coincidente que resume el comportamiento general de la actividad económica de la Isla. El mismo tiene una alta correlación con los niveles y las tasas de crecimiento del producto bruto real de Puerto Rico, aunque el IAE-BDE no es un estimado mensual. El Índice se revisa anualmente, durante el primer trimestre de cada año natural, y todos los resultados del informe se obtienen utilizando datos ajustados por estacionalidad.

El periodo de análisis del IAE-BDE incluye los meses a partir de los cuales la Isla experimentó las consecuencias de un terremoto de magnitud 6.4, seguido de réplicas fuertes, unido esto a las repercusiones sociales y económicas que la pandemia del COVID-19 ha provocado tanto a nivel local como internacional.

El IAE-BDE registró 122.5 puntos en diciembre de 2021. Esto representa un crecimiento interanual de 3.8 por ciento, es el décimo aumento consecutivo luego de 12 reducciones continuas y el nivel más alto desde enero de 2020. Si se comprara contra el mes anterior, la tasa de crecimiento del IAE-BDE subió 0.3 por ciento. Los resultados interanuales comparan con periodos con diferentes medidas de contención vigentes, dispuestas según la evolución de la pandemia en la Isla.

El presidente mencionó que el empleo asalariado no-agrícola mejoró en diciembre. Entre los sectores que han mostrado crecimiento al cierre del 2021 con respecto al 2020, se destacan: manufactura con un 5.4 por ciento, construcción con 13.6 por ciento, y comercio que alcanzó 6.0 por ciento. Estos aumentos se deben a la inversión en infraestructura, al auge que ha conseguido el sector manufacturero y a la paulatina reintegración a la fuerza laboral de personas desempleadas a causa del COVID-19.

Las ventas de cemento siguen por encima del millón de sacos de 94 lbs. mensuales. El total de ventas de cemento al cierre del 2021 alcanzó los 15.6 millones de sacos de 94 lbs. vendidos, o un incremento de 12.5% al compararse con el año anterior. Este nivel de ventas es comparable con los totales registrados entre los años 2013 y 2014.

El consumo de gasolina ha ido escalando según el trabajo presencial vuelve a ser la norma, consiguiendo que se llegara al nivel más alto desde que comenzó la pandemia en el trimestre de octubre a diciembre, registrando un promedio de 74 millones de galones en dicho periodo. En términos acumulados, el 2021 sumó los 862.7 millones de galones o un alza de 5.1 por ciento con respecto al año anterior. Esta tendencia al alza en el indicador se percibe a pesar de que, en ciertas instancias, el trabajo desde el hogar, las reuniones y clases virtuales se han convertido nuevas prácticas que reducen algunas necesidades de transportación.

La generación de energía eléctrica se mantiene estable. En diciembre se generaron 1,554.2 millones de kWh, totalizando de 19,184 millones de kWh generados durante el 2021 o un crecimiento de 2.2 por ciento al compararse con respecto al año anterior, lo que representa un nivel superior de lo que se generó anualmente desde el 2016.

El IAE-BDE se contrajo 5.0 por ciento en el 2020, alcanzando 116.6 puntos. En el 2019 promedió 122.8 y creció 1.6 por ciento. A su vez, el promedio del IAE-BDE para el año fiscal 2021 terminó en 117.9, que se traduce en una baja de 1.7 por ciento versus el año fiscal 2020 (120.0 o -1.9%). No obstante, el promedio del índice para el 2021 fue de 120.1 puntos o un aumento de 2.9%. Similarmente, el índice subió a 120.9 o 3.6 por ciento durante el primer semestre del año fiscal 2022 (julio – diciembre). Las comparaciones se hicieron contra los mismos meses del año pasado.

Durante diciembre de 2021, uno de los cuatro componentes del IAE-BDE incrementó al compararlo con el mes anterior: el consumo de gasolina, por 1.6 por ciento . El empleo asalariado no agrícola, las ventas de cemento y la generación de energía eléctrica reflejaron bajas de 1.2 por ciento , 9.0 por ciento y 2.6 por ciento, respectivamente. Estos resultados fueron comparados contra las cifras de noviembre de 2021.

Cuando se comparan contra el mismo mes del año anterior (diciembre de 2020), aumentaron el empleo asalariado no-agrícola en 3.3 por ciento, el consumo de gasolina por 10.1 por ciento y la generación de energía eléctrica en 2.9 por ciento. Las ventas de cemento se redujeron en 18.6 por ciento.

Los valores de los componentes presentan cifras ajustadas por estacionalidad.

La próxima divulgación del IAE-BDE será a principios de abril con los datos de enero y febrero de 2022. Esto debido a que el Negociado de Estadísticas del Trabajo del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos realiza su revisión anual y no publica los datos sobre el empleo estatal durante el mes de febrero. Por lo que en marzo se publica un informe del IAE-BDE que incluye el análisis correspondiente a enero y febrero. Además, el equipo de trabajo del Centro de Estudios Económicos del BDE aprovecha este tiempo para trabajar la revisión anual del índice.