Puerto Rico recibirá hasta $109 millones para promover el crecimiento de pequeñas empresas

860

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció hoy que Puerto Rico recibirá hasta $109 millones en fondos bajo la Iniciativa Estatal de Crédito para Pequeñas Empresas (State Small Business Credit Initiative, SSBCI), como parte del Plan de Rescate Americano (ARPA, en inglés) del Presidente Biden.

El Tesoro ahora ha anunciado la aprobación de planes estatales y territoriales correspondientes a más de $6 mil millones en fondos de SSBCI para apoyar a las pequeñas empresas y el espíritu empresarial, así como ampliar el acceso al capital.

“Es política pública de mi administración capitalizar el Banco de Desarrollo Económico de Puerto Rico para expandir nuestra capacidad de promover el desarrollo de nuevos negocios y la expansión de los existentes. Agradecemos a la administración Biden-Harris y al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por proporcionar hasta $109.3 millones al Banco de Desarrollo Económico de Puerto Rico para ayudarnos a hacer crecer nuestra economía, creando más empleos y oportunidades para los ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico”, sostuvo el gobernador Pierluisi.

Por su parte, el subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Wally Adeyemo indicó que, “empoderar a las pequeñas empresas y emprendedores, especialmente en comunidades tradicionalmente desatendidas, es fundamental para avanzar en nuestra visión compartida de una economía más equitativa. El anuncio de hoy, junto con nuestros colegas y socios en el Departamento de Comercio y el gobierno de Puerto Rico, subraya el compromiso de la Administración Biden-Harris con el pueblo de Puerto Rico y nuestro objetivo de ayudar a crear oportunidades económicas”.

Previamente, el Tesoro anunció planes para desplegar $300 millones en fondos de asistencia técnica a través de SSBCI, una parte de los cuales se entregará en asociación con la Agencia de Desarrollo de Negocios Minoritarios en el Departamento de Comercio.

El subsecretario de Comercio de EE. UU. y coordinador de crecimiento económico de Puerto Rico, Don Graves expresó que, “agradezco a nuestros socios federales en el Departamento del Tesoro por esta inversión necesaria que ayudará a la columna vertebral de la economía puertorriqueña: las pequeñas empresas y los empresarios. Esta oportunidad ayuda a garantizar que todas las empresas en todos los rincones del archipiélago, especialmente las pequeñas y desfavorecidas, puedan participar y beneficiarse”.

En Puerto Rico, con estos $109.3 millones se operarán dos programas: un programa de apoyo colateral y un programa de participación en préstamos. El programa de participación en préstamos, con una asignación de $21.8 millones, para préstamos comerciales y préstamos dirigidos a sectores estratégicos específicos para el desarrollo económico. El programa de apoyo colateral, con $87.4 millones asignados, provee garantías colaterales a los prestamistas, mientras que la estructura del programa permite una participación más amplia de las instituciones financieras que operan en Puerto Rico. Ambos programas se enfocarán en comunidades de ingresos bajos a moderados y otras comunidades desatendidas y serán administrados por el Banco de Desarrollo Económico para Puerto Rico.

“Esta asignación de fondos federales valida las excelentes ejecutorias de nuestros empleados a favor de nuestros pequeños y medianos comerciantes. Estoy seguro que tendremos el mismo éxito que logramos con las subvenciones federales bajo el programa CDBG-DR SBF, donde ya hemos desembolsado sobre $139 millones a los comerciantes afectados por el paso de los huracanes Irma y María. Ahora tendremos la responsabilidad de administrar ambos programas, que beneficiarán a miles de comerciantes, incluyendo aquellos de comunidades de ingresos bajos a moderados. Además, conseguirá que nuestros pequeños y medianos comerciantes puedan expandir sus servicios.”, manifestó Luis Alemañy, presidente del Banco de Desarrollo Económico, quien añadió que con este proyecto se continúa garantizando la sostenibilidad de la institución financiera gubernamental.

Según estimados realizados por el Centro de Estudios Económicos del BDE, se espera que estos fondos se otorguen en pareo con el sector privado y creen un apalancamiento uno a uno mínimo; máximo diez, en un período de diez años, que redunde en mil millones ($1,000M). De esta manera, se puedan crear 48,967 empleos directos, indirectos e inducidos, aproximadamente, y tengan un impacto de ingreso y producción adicional de $680.3 millones en nuestra economía.

El Plan de Rescate Americano reautorizó y amplió el SSBCI, que se estableció, originalmente, en 2010 y tuvo mucho éxito en aumentar el acceso al capital para pequeñas empresas y empresarios. El nuevo SSBCI se basa en este modelo exitoso, al proveer casi $10 mil millones a los estados, el Distrito de Columbia, los territorios y los gobiernos tribales, con el fin de aumentar el acceso al capital y promover el espíritu empresarial, especialmente en las comunidades tradicionalmente desatendidas, a medida que emergen de la pandemia. Esto incluye $2.5 mil millones en financiamiento e incentivos para apoyar a las empresas desatendidas.

Se espera que la financiación del SSBCI genere hasta $10 de inversión privada por cada $1 de financiación de capital del SSBCI, amplificando los efectos de esta financiación y proveyendo a los propietarios de pequeñas empresas los recursos que necesitan para crecer y prosperar, de forma sostenible.

En enero, la Oficina del Censo publicó datos que mostraban que, en los últimos dos años, los estadounidenses solicitaron iniciar 10.5 millones de nuevos negocios, lo que hace que 2021 y 2022 sean los dos años más fuertes registrados para nuevas solicitudes de negocios. Las inversiones que se realizan a través del SSBCI son una parte clave de la estrategia de la Administración Biden-Harris para mantener el auge de las pequeñas empresas ampliando el acceso al capital y brindando a los empresarios los recursos que necesitan para tener éxito.

Censo Económico y banda ancha

Marrero y Graves también anunciaron el lanzamiento del Censo Económico 2022, el cual busca proveer información estadística sobre la economía e industrias en Puerto Rico, a un nivel de detalle comparable al realizado en los 50 estados de los EE. UU.

“Instamos a toda empresa y comercio en Puerto Rico a participar de este Censo, el cual ayudará a proveer un marco detallado y exhaustivo de nuestra actividad económica. A su vez, las estadísticas obtenidas a través de este censo servirán como base para informar futuras políticas de desarrollo económico y sana administración”, explicó Marrero sobre el Censo, el cual se lleva a cabo cada cinco años.

Aunque el Censo Económico se ha llevado de una manera u otra en los Estados Unidos desde el 1909, no fue hasta el 2017 que se realizó el primer censo en Puerto Rico. El mismo cubre industrias desde la manufactura hasta la de ventas al por mayor y al detal, servicios, construcción, bienes raíces, finanzas, tecnología de información y otros.

Los datos provistos por cada industria en el censo se dividen en estadísticas básicas —entre ellas el número de establecimientos, cifras de ventas o ingresos, nóminas y empleos creados— y estadísticas específicas por industria, tales como información sobre inventarios y gastos de capital, entre otros renglones.

Por último, se anunció una subvención de cerca de $3 millones para el despliegue de una red robusta de banda ancha en la Universidad del Sagrado Corazón, en San Juan. Los fondos, provenientes del programa Connecting Minority Communities de la National Telecommunciations and Information Administration (NTIA CMC), incluyen una inversión para la instalación de una red de fibra óptica a través del recinto universitario, así como capacitación técnica.

Para más información sobre el Censo Económico, puede acceder a https://www.census.gov/programs-surveys/economic-census/island-areas.html.