Sentencian a conductor ebrio a cinco años de cárcel

494
Foto suministrada

El convicto le ocasionó grave daño corporal a Laura Pérez Hernández y a Giovanna López Albino

El secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, informó que hoy el juez William Machado Aldarondo, del Tribunal de Primera Instancia de Mayagüez, sentenció a Daniel Ortiz Torres a cumplir cinco años de cárcel, además del pago de $3, 300 en multas, tras declararse culpable de haber atropellado en estado de embriaguez a Laura Pérez Hernández y a Giovanna López Albino, el 27 de septiembre de 2020 en Guanajibo Homes de Mayagüez.

La defensa del acusado intentó sin éxito impugnar la informe pre-sentencia para que la condena se limitara a una restricción domiciliaria. El Ministerio Público, representado por los fiscales José Arocho Soto y André P. Lartigaut Rivera se opusieron y argumentaron que, debido al historial delictivo de Ortiz Torres, representa un peligro para sí mismo y para la sociedad. El tribunal declaró no ha lugar a la petición de la defensa.

“Lo peor de cometer errores es no aprender de ellos. La conducta negligente que no tiene consecuencias está destinada a repetirse. Esta es la cuarta convicción de Daniel Ortiz Torres por manejar bajo los efectos de bebidas embriagantes. Anteriormente le habían multado y ofrecido terapias. Se le han otorgado suficientes oportunidades. El acusado representa un riesgo para él y para la sociedad. Por ello le pedimos al tribunal la pena máxima, la consecuencia tiene que ser la cárcel”, manifestó el fiscal Arrocho Soto.

Tras escuchar a las partes, el tribunal dictó sentencia condenando a Ortiz Torres a cinco años de prisión por cada uno de los dos cargos de conducir en estado de embriaguez y ocasionarle grave daño corporal a una persona, según tipificado en el artículo 7.06 de la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico. “Ortiz Torres tendrá que cumplir de manera concurrente los cinco años de cárcel que se le impusieron por el daño ocasionado a cada una de las víctimas al conducir ebrio. Esta es la pena máxima por este tipo de delito. También le impusieron $2, 000 en multas, a razón de mil por cada cargo”, explicó el fiscal.

De igual forma, fue sentenciado de forma concurrente a cumplir tres años de cárcel por el delito de conducir bajo los efectos del alcohol (Art. 7.02), tres años por un delito menos grave por provocarle daño corporal (Art. 7.05) a Lisette Hernández Pecunia, madre de víctima Laura Pérez Hernández, tres años por manejar de forma negligente (Art. 5.07) y $1, 100 en multas.

Además, se le canceló la licencia de conducir por los próximos cinco años y se le impuso una multa de $200 por el delito menos grave de conducir un vehículo de motor sin estar debidamente autorizado (Art. 3.23).

“Finalmente se hizo justicia para Laura Pérez y Giovanna López. Esperamos que igualmente tengan paz y puedan sanar el dolor que han sufrido por la conducta negligente y criminal de una persona que no midió las consecuencias de conducir ebrio y hoy tendrá que pagar encerrado en prisión por su conducta reincidente. Esperamos que este caso sirva de disuasivo para otros violadores de la ley. Nuestra solidaridad para ambas víctimas y sus familiares”, expresó el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández.

La Fiscalía de Mayagüez, que lidera la fiscal de distrito Blanca Portela Martínez, también solicitó una pena de restitución a favor de las perjudicadas. Sin embargo, el tribunal concedió una vista evidenciaria, señalada para el 24 de mayo a las 2:00 p.m., en la cual se evaluarán los daños que han sufrido ambas víctimas antes de que el tribunal haga una determinación sobre el particular.