UNESCO otorga “Premio de la Paz” a Angela Merkel

348
La excanciller alemana Angela Merkel, centro derecha, recibe el premio Felix Houphouet Boigny en Yamoussoukro, Costa de Marfil, miércoles 8 de febrero de 2023. UNESCO otorgó su premio de la paz a Merkel por permitir el ingreso de 1,2 millones de migrantes a Alemania en 2015-2016. (AP Foto/Diomande Ble Blonde)

YAMOUSSOUKRO, Costa de Marfil (AP) — La excanciller alemana Angela Merkel recibió un premio de la paz de la UNESCO el miércoles por su decisión de permitir el ingreso de 1,2 millones de migrantes a Alemania a pesar de la resistencia tanto en el país como de sus socios europeos.

Los organizadores dijeron que Merkel demostró valor político al recibir en 2015-2016 a refugiados que huyeron de conflictos en Siria, Irak, Afganistán y Eritrea.

El premio Nobel de la paz Denis Mukwege, presidente del jurado que otorgó el galardón, elogió a Merkel por abrir las puertas de Alemania “al tiempo que muchos otros países estaban doblegados por el miedo”.

“Usted demostró a la opinión pública y a los que toman las decisiones que no solo debemos defender nuestros propios derechos, sino también los de otros en tiempos de crisis, que cada sociedad debe respetar y proteger más que nunca los derechos humanos sin discriminación alguna”, añadió.

Al recibir el premio, Merkel habló de las crisis actuales y en particular la guerra en Ucrania.

“Creíamos que la época de la guerra en Europa había pasado”, dijo Merkel. “Pero desde el 24 de febrero del año pasado, cuando se produjo la perversa agresión rusa a Ucrania, hemos llegado a la triste conclusión de que no es así. Esto ha remecido a Europa hasta sus raíces”.

La política de centroderecha, de 68 años, que gobernó Alemania durante 16 años, mantiene una presencia relativamente discreta desde que entregó el cargo a su sucesor Olaf Scholz en diciembre de 2021. Prevé publicar sus memorias políticas en 2024.

El premio Félix Houphouët-Boigny de la Paz lleva el nombre del primer presidente de Costa de Marfil tras independizarse de Francia en 1960. Se le entregó a Merkel en Yamoussoukro, la capital de Costa de Marfil y ciudad natal del difunto Houphouët-Boigny.