Vivienda Pública logra movilizar a todos los refugiados de los terremotos

2435

Tras la movilización a un hogar seguro de la última familia refugiada en Peñuelas, el administrador de Vivienda Pública, William Rodríguez, anunció hoy el cierre definitivo de todos los refugios administrados por el Departamento de la Vivienda que fueron habilitados luego de los terremotos en el área sur de Puerto Rico.

Tras las instrucciones de la gobernadora Wanda Vázquez Garced y en coordinación con las agencias pertinentes, la meta establecida era mover a todas las familias a lugares seguros y cerrar todos los refugios del Gobierno para el 24 de marzo.

“Cuando nos fijamos la meta de cerrar todos los refugios para finales de marzo, sabíamos que enfrentábamos un gran reto. No obstante, la seguridad y bienestar de las familias siempre fue nuestra prioridad y hoy hemos logrado cumplir esa meta días antes de lo establecido”, expresó Rodríguez.

De igual forma, el funcionario comentó que “agradezco a todo el equipo de trabajo que dedicó semanas para atender esta emergencia y lograr que cada puertorriqueño o puertorriqueña afectada fuera reubicado en un lugar seguro. Este ha sido un esfuerzo liderado por el Departamento de la Vivienda y la Administración de Vivienda Pública en conjunto con otras agencias del Gobierno que sin duda también han dado la milla extra”.

Pocos días después de los sucesos, se comenzó la reubicación de familias afectadas con diversas opciones de vivienda. A este momento, 349 familias optaron por recibir la opción de un vale del Programa de Vales para la Libre Selección de Vivienda (Sección 8) o un hogar en un residencial de Vivienda Pública.

En días recientes el secretario del Departamento de la Vivienda, Luis Fernández Trinchet, coordinó la ayuda de $50 millones por parte del Gobierno para los municipios de Guánica, Guayanilla, Ponce, Peñuelas y Yauco como asistencia directa para la recuperación de estos cinco pueblos afectados.

Por su parte, Fernández Trinchet aseguró que “hemos estado enfocados en ofrecer las alternativas, no solo para los ciudadanos que se vieron afectados por los terremotos, sino que también hemos identificado fondos para entregar directamente a los municipios durante este proceso de recuperación y que cada alcalde pueda tomar las decisiones de dónde invertir esta ayuda según las necesidades de su pueblo”.

“Agradezco la entrega y dedicación de cada empleado y empleada del Departamento de la Vivienda y de Vivienda Pública que trabajó duro durante las pasadas semanas, para lograr esta meta”, añadió el secretario.

De igual forma, la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha entregado sobre $6.7 millones a más de 7,500 familias bajo el programa de Asistencia de Renta.

Al momento, todavía quedan ocho refugios no administrados por el Departamento de la Vivienda con cerca de 139 refugiados, para los cuales se han continuado ofreciendo las ayudas y las orientaciones pertinentes para que apliquen a los servicios disponibles.