Congresistas radican medida que daría bonificación a los agentes de la DEA

451
La compensación sería de hasta 10 por ciento del salario básico a cualquier empleado de la agencia que mantenga dominio de un idioma o idiomas críticos para la misión o que use uno o más idiomas en el desempeño de los deberes oficiales.

Los congresistas Jenniffer González Colón (R-PR) y Scott Peters (D-CA) presentaron legislación (H.R.1296) que daría una bonificación monetaria a agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) que tengan dominio de más de un idioma.

El proyecto de ley de los legisladores, ambos miembros del Caucus para Resolver Problemas, enmendaría el título 5, del Código de los Estados Unidos, para otorgar autoridad al administrador de la Administración de Control de Drogas para proporcionar una recompensa en efectivo a los empleados de la agencia con conocimientos en otros idiomas además del inglés.

“Esta medida colocaría a la DEA en la misma posición que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), de poder ofrecer a su personal incentivos por dominar idiomas relacionados a su servicio. Se trata de un trabajo de alto riesgo y estrés, que amerita que los agentes que realicen estas funciones sean adecuadamente compensados y motivados para desarrollar sus habilidades con el fin de promover la retención de personal experimentado. El proyecto es parte de mi agenda para reforzar la seguridad en la isla, esta medida haría atractiva las plazas en la agencia ayudando con la retención de más agentes y se reclutaría más personal con más destrezas para combatir el trasiego de drogas”, explicó González Colón.

“Los agentes de la DEA que sirven en San Diego y en todo el país llevan a cabo operaciones de alto riesgo todos los días para proteger las vidas de los americanos y mantener las drogas fuera de nuestras comunidades. Su trabajo requiere un conjunto de habilidades únicas, y el dominio de otros idiomas puede ser especialmente crítico para el trabajo de la agencia”, dijo el representante Peters. “El proyecto de ley bipartidista que presentamos hoy utiliza bonificaciones especiales en efectivo para incentivar a los empleados de la DEA a mejorar sus habilidades en otros idiomas. Esto asegurará que podamos retener personal experimentado y reclutar candidatos de calidad que ayudarán a mejorar la misión de la DEA”.

La compensación sería de hasta 10 por ciento del salario básico a cualquier empleado de la agencia que mantenga dominio de un idioma o idiomas críticos para la misión o que use uno o más idiomas en el desempeño de los deberes oficiales. Ya existe bajo ley federal 111-117 el que se pueda otorgar este incentivo a empleados del FBI. Esta medida añadiría bajo este mismo estatuto a la Administración de Control de Drogas.