La marea baja prolonga la sequía en los canales de Venecia

476

Según los expertos, este período prolongado de mareas bajas está relacionado con un sistema atmosférico de presión alta que persiste en gran parte de Italia.

Dado que los canales hacen las veces de arterias en una Venecia sin coches, el fenómeno de los últimos días ha agravado las dificultades de la vida cotidiana en la ciudad lacustre.

En algunos casos, los botes ambulancia han tenido que amarrar más lejos de su destino, obligando a los equipos médicos a transportar camillas a mano durante largos trayectos, ya que sus embarcaciones no pueden avanzar por canales reducidos a un hilo de agua y lodo.

Para los turistas, esto significaba que las góndolas no podían navegar por algunas arterias navegables secundarias que discurren bajo los numerosos y pintorescos puentes de Venecia.

En pleno invierno, la presión atmosférica elevada combinada con el ciclo lunar produce niveles de agua bajísimos durante la marea menguante, señaló Jane Da Mosto, científica medioambiental y analista de desarrollo sostenible de We Are Here Venice, un grupo de defensa del medio ambiente.

Añadió que el fenómeno pone de manifiesto la falta de atención ante la necesidad de limpiar la red de canales interiores de Venecia.

La navegación por las principales vías navegables, incluidos los canales Grande y de la Giudecca, continuó.

Por otra parte, el mismo sistema de presión alta, agravado por la escasez de nieve fundida en los Alpes este año, ha contribuido a que lagos y ríos del norte de Italia se hayan secado en las últimas semanas.