Capturan a cinco sanguinarios gatilleros que asesinaban a cambio de drogas

783

En la continuación de la ofensiva contra las organizaciones criminales en la Isla, el Negociado de la Policía de Puerto Rico y el Departamento de Justicia condujeron una investigación que resultó en el arresto y la radicación de 27 cargos, contra cinco individuos identificados como gatilleros de una organización criminal que opera en Cayey y pueblos cercanos.

Todos están vinculados a los asesinatos a tiros de Pedro Gabriel Rosa Castro, alias El Piloto, perpetrado en agosto de 2022, y Benjamín Hernández Pereira, alias Choki, en octubre del mismo año. Las muertes se ejecutaron a cambio de cantidades ínfimas de marihuana y cocaína.

“La Fiscalía de Caguas del Departamento de Justicia, representada por el fiscal Francisco J. González Muñiz, presentó acusaciones en ausencia por asesinato en primer grado destrucción de evidencia, poner en riesgo la seguridad pública al disparar un arma de fuego, conspiración, violaciones a la Ley de Armas y a la Ley de Sustancias Controladas”, detalló el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández.

Un contingente de agentes de la Superintendencia de Operaciones Especiales de la Policía, dirigidos por el coronel Carlos Cruz Burgos, estuvo a cargo de los arrestos de estos individuos, considerados sumamente peligrosos. Las intervenciones, a cargo de sobre 100 agentes, se dieron en la madrugada de hoy, en el residencial Jardines de Montellano, en Cayey, donde residen y usaban como base de operaciones. El complejo de viviendas es conocido en el bajo mundo como Grayskull, una fortaleza ficticia que forma parte de una serie de dibujos animados, conocida como “He-Man”, de acuerdo con la Policía.

Los imputados son Carlos Alexis Arroyo Santel, alias Rata, de 23 años; Luis Yadiel León Rodríguez, alias Ika, de 20 años; Joseph Vicente Vázquez, alias Joe Cantera, de 26 años, y John R. Méndez Torres, alias John, de 28 años y Lucas Torres Vázquez, alias El Pelotero, de 19 años. Este último es jugador de pelota del equipo de Cayey.

“Estos sujetos están vinculados a los tiroteos recientes reportados en los pueblos de Cidra y Cayey y a múltiples asesinatos ocurridos en el área de Caguas y alrededores. El objetivo del Plan de Seguridad, que estamos ejecutando, es continuar desarticulando grupos criminales que se dedican a actividades violentas, como lo son asesinatos, donde alteran la paz y la seguridad de sus comunidades”, señaló el comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa.

“El trabajo de inteligencia de la Policía, apoyado por el Departamento de Justicia a través de la Fiscalía, provee mayores garantías al momento del procesamiento. Esta ejecución estratégica es clave para lograr los arrestos y las convicciones de criminales peligrosos, y devolverles la paz a las comunidades en la Isla”, destacó el secretario de Justicia.

De acuerdo con la investigación del agente Alexander Meléndez, de la División de Homicidios de Caguas, dirigida por el sargento David Correa Zayas, el primer asesinato ocurrió el 23 de agosto del año pasado en la barriada El Polvorín, a eso de las 12:04 de la madrugada. Allí dieron muerte a Rosa Castro, quien alegadamente era un “runner” del punto que opera en ese complejo residencial.

El segundo asesinato se produjo al mes siguiente, en horas de la tarde, en Reparto Montellano de Cayey. Los sicarios dieron muerte a Hernández Pereira, mientras este se encontraba en un auto marca BMW. Luego del asesinato, los acusados quemaron el vehículo en que viajaban.

“Hoy tenemos cinco gatilleros menos en las calles del área de Caguas y Cayey. Estos sujetos ya no podrán salir a matar. Vamos a seguir trabajando en investigaciones sólidas, junto al Ministerio Fiscal, que nos permitan continuar recopilar evidencia contundente que resulte en acusaciones ante los Tribunales”, aseguró el coronel Roberto Rivera, jefe de la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales.

“El Ministerio Público continúa firme en su compromiso de procesar responsablemente a toda persona que infrinja la ley. Mi agradecimiento a la Fiscalía de Caguas, liderada por la fiscal de distrito, Aracelis Pérez Correa, por el trabajo realizado”, expresó la jefa de los fiscales, Jessika Correa González.

En el operativo participaron las divisiones de Inteligencia y Arrestos, el SWAT, la Unidad Aérea, la Unidad Canina, la Unidad Motorizada del área de Caguas, todas ellas del Negociado de la Policía de Puerto Rico. La investigación estuvo liderada por la Superintendencia Auxiliar en Investigaciones Criminales, dirigida por el coronel Roberto Rivera.

La jueza Yarissa Santiago San Antonio, del Tribunal de Primera Instancia de Caguas, determinó causa para arresto contra los imputados y les señaló una fianza global de $2.7 millones.

Por haber sido sometido en ausencia no se fijó la fecha de la vista preliminar.